Facebook

Zaragoza (PSC) niega en el Parlament haber encargado la grabación de La Camarga

Asegura no conocer a Marco y que el PSC no investigó a rivales políticos.

El diputado del PSC en el Congreso y exsecretario de Organización del partido, José Zaragoza, ha negado este lunes haber encargado a Método 3 la grabación del almuerzo entre Alicia Sánchez-Camacho (PP) y Victoria Álvarez, expareja de Jordi Pujol Ferrusola: «No encargué la grabación. No puedo decir nada más que esta cosa tan clara».

Durante su comparecencia en el Parlament ante la comisión de investigación del fraude y la corrupción política, ha ratificado la versión que dio desde el primer día: el PSC contrató al grupo Método 3 para trabajos relacionados con la seguridad de la sede del partido, no para grabar a nadie.

«No conozco a nadie de Método 3», ha sostenido Zaragoza, que ha expuesto que la única relación con alguien de esta empresa es con la detective Elisenda Villena, con quien la une una relación de amistad de hace «muchos años» y que mantiene.

Según Zaragoza, el partido socialista contrató a empresas del grupo Método 3 para hacer dos barridos de seguridad y para rebajar los costes de seguridad de la sede del PSC en 2009, que le llevaron a prescindir de vigilantes privados durante la noche y los fines de semana.

NIEGA CAMUFLAR FACTURAS

Ha sostenido que en ningún momento camuflaron en estas facturas otro tipo de encargos a la agencia de detectives Método 3 poniendo en su lugar conceptos como trabajos de seguridad o ‘barridos’, sino que todas las facturas son «claras y diáfanas» y se ajustan a lo que se ha hecho.

Preguntado por unos correos que pueden acreditar la presunta vinculación del PSC con el almuerzo de La Camarga, Zaragoza ha expuesto que no tiene conocimiento del sumario del caso, y ha recordado que en su día no fue citado como imputado ni como testigo.

Ha recordado que el director de Método 3 Francisco Marco ha expuesto –justo antes en la misma comisión– que algunos correos fueron anulados como pruebas porque eran «falsos», y ha añadido que no puede hablar de cosas que desconoce, como la existencia de estos mails.

También ha asegurado que no habló nunca con Camacho sobre la relación de ésta con Victoria Álvarez ni sobre presuntos casos de corrupción política que afectaran a CiU, y ha defendido que se reunía con muchos dirigentes políticos porque era su obligación como secretario de Organización del PSC.

Zaragoza también ha defendido la labor de la entonces gerente del PSC Lluïsa Bruguer, que sí fue imputada: ha asegurado que siempre se comportó como «una profesional» y actuó a favor de la transparencia de las cuentas del partido.

El exdirigente del PSC se ha definido como una persona «directa» y ha dicho que, si hubiera tenido información sobre el asunto Método 3, no se la habría guardado todo este tiempo.

GARCÍA ALBIOL

Ha dicho además que nunca encargó ninguna investigación sobre el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PP), «ni sobre ningún otro político», en la misma línea de lo que ha sostenido Francisco Marco en la comparecencia previa.

José Zaragoza se ha referido en varias ocasiones a la comparecencia de Marco, destacando que el director de Método 3 ha dicho «claramente» que ni el partido socialista ni él tuvieron nada que ver con La Camarga.

Al preguntársele por qué dimitió de la ejecutiva del PSOE a raíz de las informaciones que apuntaban a que contrató a esta agencia de detectives por un trabajo sobre Albiol, Zaragoza ha justificado que en aquél momento «no quería perjudicar» al partido en la tormenta mediática sobre el caso, ha dicho.

Cuando se le vinculó por primera vez con la grabación de La Camarga, Zaragoza anunció querellas para defender su honor que no llegó a presentar, y este lunes ha argumentado que no lo hizo porque la justicia tiene unos mecanismos complicados, y que ya ha dejado las cosas «meridianamente claras».