Facebook

Flores mandó imprimir 17.500 entradas y la venta se paralizó al llegar a 9.650 el día antes de la fiesta

Después ha admitido que vendió otras 500 el mismo día y 70 en puerta.

El principal acusado por la muerte de cinco jóvenes en la macrofiesta de Halloween del Madrid Arena el 1 de noviembre de 2012, Miguel Ángel Flores, ha afirmado que encargó la impresión de 17.500 entradas para el evento y que la venta se paralizó al llegar a 9.650 el día de antes.

Durante su declaración en la Sala Cero de la Audiencia Provincial de Madrid, el empresario ha respondido a las preguntas de la fiscal Ana Muñoz y ha explicado que la venta de entradas para la macrofiesta se paralizó (tanto en venta online como física) al llegar a las 9.650 entradas vendidas.

Después ha afirmado que las entradas físicas vendidas fueron «algo más» de 5.600 y el resto de las mismas fueron vendidas por Internet a través de ‘ticketmaster’ y ‘ontiket’. En ese momento, la fiscal le ha recordado que en el Juzgado de Instrucción había declarado que las entradas físicas vendidas fueron 4.000.

Flores ha señalado entonces que por Internet vendió 5.578 y la fiscal le ha dicho que «no salen las cuentas». Flores ha puntualizado que tiene que «comprobar los datos».

Por otro lado, ha explicado que mandó a la imprenta ‘Pedraza’ la impresión de 17.500 entradas, aunque no recuerda la fecha. Estas se vendían, según el acusado, en lotes de 25 entradas. El primer pedido fue de 25.000 entradas. Además ha indicado que la venta de las mismas se distribuye «en tramos» desde verano a un precio menor, y que se van liquidando «semana tras semana». El primer lote que se distribuía era de 5.000 entradas.

Esas 5.000 entradas puestas en circulación se liquidaban, según Flores, a la semana, y se sacaba un nuevo lote de 3.000 entradas. Además, ha indicado que «según sube el mes aumenta el precio, costando en puerta 40 euros», cuando se pusieron a la venta por un precio de 22 euros.

Además, el principal acusado ha afirmado que no era necesario un recuento de las entradas sobre la venta ya que de ello se encargaba un programa informático. «Al haberse vendido por tramos, lo que se hace es registrar todas las entradas para verificar las que se han pasado por las que se han vendido».