Facebook

Ministro de Exteriores saudí aborda con Dastis cómo actuar para que Líbano deje de “ser rehén de Hezbolá”

Los dos gobiernos confían en intensificar las relaciones económicas.

El ministro de Asuntos Exteriores Saudí, Adel Al Jubeir, ha incluido al Gobierno español en sus “consultas con aliados” sobre cómo proceder para que Líbano deje de ser “rehén de Hezbolá y por extensión de Irán”, convencido de que este país “no verá paz y seguridad hasta que Hezbolá se desarme y se convierta en un partido político”.

Así se ha expresado en una rueda de prensa junto al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, tras un encuentro en el que ambos han abordado, además de las relaciones bilaterales, la situación de la región, según ha detallado el ministro saudí.

En vísperas de que el primer ministro libanés, Saad Hariri, deje Riad después de de dos semanas para reunirse en París con Emmanuel Macron, Al Jubeir ha asegurado que Arabia Saudí da un “gran apoyo” a Hariri y que las políticas que quiere hacer son las correctas, pero que no puede gobernar porque “Hezbolá le pone obstáculos a cada paso”.

Así, ha remarcado que “Hezbolá es una organización que se tiene que desarmar”, según los acuerdos de Taif que pusieron fin a la guerra de Líbano en 1989, y que no se puede “tener una milicia con una fuerza militar que opere fuera del gobierno”.

Al Jubeir ha acusado a Hezbolá de “secuestrar el sistema bancario libanés para blanquear dinero, secuestrar los puertos libaneses para traficar con droga e implicarse en actividades terroristas en Siria, en Bahrein y en Yemen”.

Por eso, ha explicado que Riad está intentando “consultar” con sus “aliados de todo el mundo” para ver qué se puede hacer para que Líbano deje de estar “tomado por Hezbolá” y sufriendo “una crisis política cada pocos meses porque Hezbolá o Irán así lo quieren”.

Al Jubeir también ha viajado a España para presentar el programa de reformas ‘Visión 2030’ que ha lanzado el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman. Se trata de “reformas económicas, políticas y sociales” que, según ha dicho el ministro Dastis, España reconoce y alienta.

El jefe de la diplomacia española considera que este programa es una “excelente oportunidad” para fortalecer las relaciones entre los dos países, en particular en el área económica. De hecho, espera que la visita de su colega sea un “punto de partida para la potenciación y el fortalecimiento de las relaciones”.

La ‘Visión 2030’ también fue presentada esta misma semana por una delegación del Consejo Consultivo de Arabia Saudí a diputados y senadores españoles.

Los dos ministros han destacado que las posiciones de Madrid y Riad convergen en buena parte de los desafíos globales y han puesto en valor la buena relación de las dos familias reales. Esta misma semana.

Al Jubeir ha estado de acuerdo en que “hay espacio para que la relación crezca” y ha apostado por intensificar la presencia de empresas españolas y también reforzar las inversiones saudíes en España.

“FUERTE RELACIÓN MILITAR”

También ha destacado la “fuerte relación militar entre los dos países” y las “muy fuertes relaciones entre los servicios de seguridad” a la hora de intercambiar información contra el terrorismo y su financiación. “Esa relación continúa y queremos reforzarla más en beneficio de la seguridad y la ciudadanía de los dos países”.

La cooperación militar con Arabia Saudí suele ser objeto de críticas de la oposición pero este mismo jueves la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, dejó claro que el Gobierno no se plantea imponer restricciones a la venta de armamento a Riad porque este país no está sometido a ningún embargo de la UE ni de la ONU.

También aseguró, en una comparecencia en la Comisión de Economía del Senado, que las licencias de exportación de armas a este país cuentan con el compromiso de que el material no se reexportará ni se utilizará fuera del territorio saudí.