Facebook

Felipe VI no ha recibido a ningún presidente de Parlamento autonómico ni tras su elección ni para conocer la investidura

Juan Carlos I solía dar audiencia a los de las cámaras catalana, vasca y gallega para que le comunicasen la elección del jefe del Ejecutivo.

El Rey Felipe VI no ha recibido, desde su proclamación, a ningún presidente de Parlamento autonómico ni tras su elección como presidente de la Cámara en cuestión ni para cumplir el trámite de que éste le comunique la investidura del presidente del Gobierno autonómico correspondiente.

Su padre, el Rey Juan Carlos, sí adoptó la costumbre de recibir a los presidentes de las Cámaras catalana, vasca y gallega para que le entregasen en persona el documento oficial que acredita la investidura del presidente del Consejo de Gobierno autonómico, antes de firmar el decreto de su nombramiento.

Sin embargo, esa comunicación en persona no es preceptiva y se trataba más bien de una deferencia. Además, hubo algunas excepciones, especialmente en los últimos años, por operaciones quirúrgicas de Don Juan Carlos o por viajes oficiales.

Desde que Felipe VI fue proclamado Rey en junio de 2014, se han celebrado elecciones en todas las comunidades autónomas: dos veces en Cataluña (2015 y 2017), en País Vasco y Galicia en 2016 y en todas las demás en 2015.

El jefe del Estado recibió multitud de críticas de los partidos nacionalistas por no recibir en persona a Carme Forcadell en enero de 2016 para que le comunicase la investidura de Carles Puigdemont. La Casa Real pidió que se informase por escrito. Felipe VI tampoco recibió, meses después, a los presidentes de las cámaras autonómicas vasca y gallega.

El Rey sí ha recibido en audiencia a presidentes de parlamentos autonómicos aunque por otros motivos: hace un año, al presidente del Parlamento gallego, por el 35 aniversario de la Cámara y, cada verano en el Palacio de la Almudaina de Palma, a los sucesivos presidentes que ha tenido el Parlamento Balear.

Este miércoles, el recién elegido presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), ha afirmado en entrevistas radiofónicas que el que él se reúna o no con el Rey “dependerá de lo que pase en los siguientes días”. También ha dejado claro que aún está por ver “si se tiene que producir esta situación o no” y que, en todo caso, eso lo abordará después de la investidura del próximo presidente de la Generalitat.

El reglamento del Parlamento catalán establece que la propia constitución del Parlamento “debe ser comunicada por el presidente al jefe del Estado, al presidente de la Generalitat, al presidente del Congreso de los Diputados y al presidente del Senado”, pero no precisa cómo debe hacerse ese trámite.

LA ÚLTIMA VEZ, EN 2010

La última vez que un presidente del Parlament comunicó en persona al Rey una investidura fue en 2010, cuando Nuria de Gispert informó a Juan Carlos I de la elección de Artur Mas. Dos años después, en 2012, Zarzuela pidió que se hiciera por escrito, en un momento en el que la agenda del jefe del Estado se había limitado como consecuencia de sus operaciones.

Tampoco en 2012 Juan Carlos I recibió personalmente a la presidenta del Parlamento vasco, ni a la del gallego, para que le comunicasen las investiduras de Iñigo Urkullu y Alberto Núñez Feijóo. El Rey estaba convalenciente de una reciente operación y Bakartxo Tejeria y Pilar Rojo cumplieron con los respectivos trámites remitiendo los documentos vía correo certificado.

En otras ocasiones no se pudo cumplir con la costumbre debido a problemas de agenda. Un viaje oficial del Rey a Lituania impidió al monarca recibir a la presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, un día después de la investidura de Patxi López como lehendakari en 2009. El jefe del Estado recibió posteriormente en audiencia a Quiroga, acompañada del resto de los miembros del Parlamento vasco.