Facebook

El Consejo General de Economistas mantiene su previsión de crecimiento en el 2,4% en 2018 y en el 2,1% en 2019

El Consejo General de Economistas (CGE) mantiene su previsión de crecimiento en el 2,4% para este año y en el 2,1% para 2019, al tiempo que estima que la tasa de paro baja al 15,5% y al 14,5%, respectivamente, aunque advierte de que si se prolonga la crisis política en Cataluña, podría afectar de forma “más contundente” a la economía.

Así se desprende del Observatorio Financiero del CGE correspondiente al mes de febrero, que destaca que las previsiones de crecimiento de la economía mundial rondan el 4% y Europa mantiene un crecimiento por encima del 2%, por lo que “se convierten en viento de cola que viene bien a la economía española”.

Además, subraya que las exportaciones y la demanda interna en España siguen sustentando el “buen comportamiento” de la economía, aunque apunta que se ha perdido el ritmo al que lo hacía hasta agosto de 2017. “Nuestra preocupación es que, de eternizarse el conflicto catalán, acabe por pasar factura a nuestro crecimiento de forma más contundente que lo ha hecho hasta ahora”, advierte.

En todo caso, resalta que tanto inversión en bienes de equipo como construcción siguen ofreciendo signos de recuperación, y que cabe la posibilidad de que 2018 sea otro “buen año” de ingresos derivados del turismo. De confirmarse estos factores positivos en estos primeros meses del año, CGE señala que podría incluso revisar al alza su previsión de crecimiento para este ejercicio (+2,4%).

Por el contrario, advierte de la incertidumbre derivada por el conflicto catalán, la falta de aprobación de unos nuevos Presupuestos, el posible cambio de signo en la política del BCE, el volumen de deuda y la “preocupación” por un posible aumento del coste de su financiación, así como la falta de respuesta al “grave problema” de la Seguridad Social.

IPC DEL 1,6% Y PARO DEL 15,5% ESTE AÑO

En cuanto al IPC, mantiene sus previsiones de incremento del 1,6% para 2018 y del 1,8% para 2019, a pesar de que en enero la inflación descendió, debido fundamentalmente a la bajada del precio de la electricidad y de los alimentos no elaborados, aunque la inflación subyacente se mantiene estable.

En cuanto al paro, indica que los datos de diciembre a relativos al número de desempleados arrojan un descenso de la tasa de paro hasta el 16,55%, de forma que, si se mantienen sus previsiones de crecimiento, la tasa de paro podría situarse a final de 2018 en el 15,5%. Para el próximo año augura que el paro baje otro punto, hasta el 14,5%.