Facebook

El PSOE acusa a PP y Ciudadanos de forzar con fines electorales el debate sobre la prisión permanente revisable

Robles echa en cara a Hernando (PP) que hiciera declaraciones políticas a favor de la pena máxima en la capilla ardiente de Gabriel

. El PSOE ha acusado este martes a PP y Ciudadanos de usar el dolor de las víctimas y el “desgarro social” que han provocado crímenes como el de Diana Quer para forzar en el Congreso un debate sobre la prisión permanente revisable, rompiendo un acuerdo tácito previo para postergar esta discusión hasta que el Tribunal Constitucional aclare si esta medida implantada por el PP en 2015 es o no constitucional.

En rueda de prensa en la Cámara Baja, la portavoz parlamentaria socialista, Margarita Robles, ha advertido a estas dos fuerzas de que “en política no vale todo” y sospecha que PP y Ciudadanos buscan “tapar” con el mediático debate sobre la prisión permanente revisable el Pleno monográfico de este miércoles sobre pensiones.

Este jueves el Congreso debatirá las enmiendas a la totalidad que presentaron PP y Ciudadanos al texto de PNV que pide derogar la prisión permanente revisable. En sus enmiendas, los ‘populares’ defienden ampliar esa máxima pena a nuevos supuestos, mientras que la formación ‘naranja’ pide endurecer el acceso al tercer grado y los beneficios penitenciarios.

Robles desveló este martes en una entrevista radiofónica la existencia desde hace meses de un acuerdo tácito, al menos con el PP y el PNV, para posponer los debates sobre la prisión permanente revisable hasta que hablara el TC. Para ello, los grupos retrasaban la tramitación de la iniciativa del PNV solicitando sucesivas ampliaciones del plazo para presentar enmiendas a la propuesta, en algunos casos pedidas por los socialistas.

EL PACTO TÁCITO SE ROMPE

Sin embargo, a raíz del esclarecimiento del crimen de Diana Quer, el PP anunció su intención de ampliar los supuestos para aplicar esta máxima pena, mientras que las familias de Quer y de otras víctimas de asesinatos de menores comenzaron una campaña contra la derogación de la prisión permanente. En ese contexto, y mientras la oposición culpaba al PP y a Ciudadanos de bloquear leyes en la Mesa del Congreso, el partido naranja presentó su propia propuesta y dejó de apoyar las prórrogas a la iniciativa del PNV.

Que PP y Ciudadanos quieran que esta semana la Cámara debata sobre la prisión permanente revisable persigue una “finalidad claramente electoralista” y demuestra que estas fuerzas “anteponen sus intereses partidistas” aprovechando unos crímenes, como el del niño Gabriel Cruz, que producen “desgarro” en la sociedad.

Robles ha llegado a criticar al portavoz parlamentario del PP y diputado por Almería, Rafael Hernando, por hacer declaraciones políticas a los medios de comunicación a favor del mantenimiento de la prisión permanente revisable cuando acudió a dar el pésame a la familia en la capilla ardiente de Gabriel.

MANTIENE QUE ES INCONSTITUCIONAL

La portavoz ha sacado pecho de la postura que mantiene el PSOE ante este debate y que, frente al comportamiento de PP y Ciudadanos, evita “hacer un uso electoralista del dolor de las víctimas”. Robles ha explicado que los socialistas consideran inconstitucional la prisión permanente revisable porque, al tratarse de una cadena perpetua encubierta, no persigue el fin de reinserción social que debe buscar toda pena privativa de libertad.

Y esa postura la siguen manteniendo por “coherencia” y porque responde a profundas convicciones democráticas, sin que esa posición se modifique en función de su popularidad entre la opinión pública, como hace en cambio Ciudadanos, que llegó a apoyar la derogación de la prisión permanente revisable en el pacto de investidura que firmó con el PSOE en 2016.