Facebook

Forcadell dice ante el juez que no pudo evitar aprobar leyes independentistas por cumplir el reglamento del Parlament

Destaca que nunca participó en las decisiones del Govern y denuncia su «injusta» situación de prisión provisional.

La expresidenta del Parlament Carmen Forcadell ha destacado este miércoles ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que tanto ella como los miembros de la Mesa cumplieron con el reglamento de la cámara parlamentaria y por tanto no pudieron evitar el debate y la aprobación de leyes que propiciaron la declaración unilateral de independencia (DUI) del pasado 27 octubre porque las iniciativas fueron presentadas por los grupos «en tiempo y forma».

Forcadell ha comparecido ante el juez instructor del ‘procés’ durante 10 minutos, quién le ha comunicado personalmente su procesamiento por el delito de rebelión. La expresidenta Ha negado rotundamente los hechos por los que se le acusa y sólo ha contestado a las preguntas de su defensa.

Durante su breve declaración ha vuelto a ratificar todo lo declarado en pasado 9 de noviembre ante el mismo magistrado, día que fue enviada a prisión, aunque sólo pasó una noche en la cárcel tras pagar una fianza de 150.000 euros. También ha denunciado que se están vulnerando sus derechos fundamentales y su «injusta» situación de prisión provisional, pues ha recordado que renunció a su acta como diputada.

Según han informado fuentes presentes en la declaración, Forcadell ha explicado el funcionamiento de la cámara parlamentaria y ha afirmado que ella, como presidenta del Parlament, no somete a aprobación la legislación, sino que conjuntamente con la Junta de portavoces organiza el orden del día donde se incluyen las iniciativas presentada por los grupos parlamentarios.

En relación a las propuestas que fueron debatidas y que concluyeron con la DUI, Forcadell ha indicado que es la Mesa, o el propio Pleno, el que decide introducirlas en el orden del día cuando no están previstas, como sucedió en este caso. Eso sí, ha destacado que los miembros de la Mesa –también procesados– tienen que respetar el reglamento del Parlament, algo que, según ha dicho, ocurrió.

Un reglamento que es «muy garantista» y que permite que el presidente «no tenga ningún poder», ha destacado Forcadell. Asimismo, ha responsabilizado a los grupos parlamentarios de poner sobre la mesa las iniciativas legislativas cuestionadas, ya que «nunca se habrían tramitado» sino lo hubiesen solicitado: «Ni la presidenta ni la Mesa pueden evitar que se debata, si la propuesta se encuentra presentada en tiempo y forma», ha señalado.

DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN

Las mismas fuentes consultadas han apuntado que la expresidenta del Parlament ha constatado ante el juez Llarena que desde el año 1989 existen muchas declaraciones y resoluciones de la cámara autonómica que declaran o afirman la legitimidad de la ciudadanía para ejercer su derecho a la autodeterminación. Además, ha dicho que éstas se encuentran vigentes porque nunca han sido impugnadas.

Por otro lado, la abogada de Forcadell, Olga Arderiu, le ha preguntado sobre el Libro Blanco de la Transición Nacional de Cataluña, que prevé los distintos escenarios para conseguir la independencia de Cataluña, sobre el que el juez del Supremo hace especial hincapié en su auto de procesamiento. Al respecto, la procesada ha subrayado no tiene constancia de él porque «nunca» ha formado parte del Govern.

Forcadell, que en una etapa anterior presidió la Asamblea Nacional Catalana (ANC), ha destacado que las manifestaciones organizadas por esta asociación como las de la diada siempre han sido «pacíficas» y «familiares». «Soy una persona absolutamente pacifista», ha proseguido la expresidenta del Parlament, y ha asegurado que si para conseguir sus «convicciones políticas» se hace necesaria la violencia, «renunciaría» a ellas.

Por último, sobre la concentración ante las puertas de la Consejería de Economía del pasado 20 de septiembre, ha señalado que sólo estuvo dos minutos y que únicamente saludó al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

PARTICIPACIÓN «MEDULAR»

El auto de procesamiento Llarena detalla su participación «medular» desde los comienzos del proceso independentista como presidenta de la ANC. Después, como presidenta del Parlament tramitó la aprobación de la legislación de soporte que sirve de coartada legitimadora al proceso, aún contrariando las reiteradas prohibiciones y requerimientos del Tribunal Constitucional, de acuerdo con el auto.

Para el juez, la participación de la expresidenta del Parlament en todo el proceso «ha ido de la mano con la violencia de las últimas fases del proceso», ya que que estuvo presente en la manifestación del 20 de septiembre y arengó a la movilización para el día siguiente ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), poniendo a la la institución al servicio del violento resultado obtenido con el referéndum y de la proclamación de la república, por lo que la considera culpable de rebelión.

Con Forcadell ha concluido la primera ronda de declaraciones indagatoria que comenzó este lunes. Hasta el momento, el juez instructor ha comunicado los procesamiento por los delitos de rebelión y malversación a todos los investigados en el ‘procés’ que se encuentran en prisión provisional.