Facebook

Bomberos trabajan ya a cielo abierto en edificio derrumbado y abren una línea de retirada de escombros por calle Viriato

Bomberos del Ayuntamiento de Madrid trabajan ya a cielo abierto desde el edificio derrumbado el martes en la calle del general Martínez Campos y han abierto una nueva línea de retirada de escombros desde en horizontal desde la contigua calle Viriato.

“Hemos eliminado todos los elementos inestables que teníamos en la zona de trabajo, lo que nos ha permitido abrir nuevas líneas de trabajo. Estamos trabajando ya a cielo abierto en varios puntos repartidos, además de estar trabajando en horizontal desde la calle General Martínez Campos con retropalías. Además, estamos abriendo una nueva línea para poder desescombrar desde la calle Viriato y estamos avanzando muchísimo más rápido que ayer”, ha explicado este mediodía el jefe de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Eugenio Amores.

Los 70 bomberos que están operando hoy siguen contemplando la posibilidad de encontrar con vida a las dos personas sepultadas por el derrumbe, habida cuenta del protocolo internacional que fija en 72 horas la posibilidad de encontrar con vida a personas enterradas en sucesos o catástrofes de este tipo. “Al ritmo que vamos a encontrarlos más rápido que al ritmo que íbamos ayer”, ha dicho.

“Si estuviésemos al 100 por cien convencidos de que no existen posibilidades de encontrarlos con vida estaríamos trabajando con herramientas pesadas y sin riesgo, pero si estamos trabajando así y asumiendo riesgos es que siempre pensamos que existe esa posibilidad”, ha proseguido.

LOS PERROS AÚN NO HAN ENTRADO HOY

Los servicios de emergencia todavía no han utilizado los perros policías especializado en salvamentos porque hasta ahora lo que más les ha interesado es “el movimiento de tierras y desescombros”. “En algún momento pararemos”, ha afirmado.

De momento, según ha explicado el jefe de Bomberos, ahora la prioridad de centra en retirar y extraer las vigas y otros elementos metálicos de la zona del escenario y para ello han abierto una línea de eliminación de estos elementos estructurales a través de la grúa de grandes dimensiones que llegó anoche.

Según ha explicado Amores, en el desescombro se están encontrando ladrillos, elementos metálicos, puertas, tierra y elementos de todo tipo. No obstante, no ha dado dados de los metros cúbicos de escombros desalojados. “Nos preocupa lo que queda y pueda complicar el rescate de las víctimas”, ha dicho.

Preguntado por los periodistas sobre las quejas de los vecinos de los edificios de al lado, el jefe de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid ha explicado que el trabajo de extracción de las vigas con una grúa puede provocar movimientos inadecuados que pueden golpear a los inmuebles de al lado. “Tenemos que trabajar siempre desde la seguridad. Entendmos los daños que podamos ocasionar, que siempre serán mínimos con un posible accidente que podamos generar”, ha dicho.

Eugenio Amores ha recalcado que la prioridad de los profesionales es trabajar con seguridad en hallar a las dos personas desaparecidas. “Cuando nos encontremos, nos retiraremos y entrará Control de Edifiación y la demolición será una tarea totalmente diferente a la que estamos nosotros”, ha concluido.