Facebook

El Consejo de Europa sanciona a Xuclá y Agramunt, que defiende que ha desmontado las acusaciones de corrupción

Agramunt y Xuclà no podrá participar en misiones electorales, ni presidirán una comisión en la Asamblea

. El senador del PP Pedro Agramunt y el diputado del PDeCAT Jordi Xuclà han sido inhabilitado por el Consejo de Europa a participar en misiones electorales de observación de la Asamblea del Consejo de Europa y a presidir comisiones en el seno de la Asamblea de Estrasburgo. En el caso de Agramunt para los próximos diez años, mientras que Xuclà para los próximos dos años. En declaraciones a Europa Press, el senador considera que se trata de una sanción menor y defiende que las acusaciones de corrupción vertidas contra él han quedado desmontadas.

La decisión del Comité de Reglas, reunida ayer en París, tendrá que ser ratificada por la Asamblea y llega después de escuchar este martes las alegaciones de, entre otros, Agramunt y de Xuclà sobre las sospechas de corrupción arrojadas por un investigación interna del Consejo. Tras la publicación del informe, la Asamblea aprobó mayoritariamente en una resolución instar a ambos parlamentarios a dejar su escaño.

En un comunicado, el Comité de Reglas concluye que Agramunt y Xuclà “infringieron seriamente” el Código de Conducta y establece sanciones temporales en su labor en la Asamblea. Mientras el castigo al senador ‘popular’ se extiende diez años, en el caso del diputado de PDeCAT se establece en dos.

En este tiempo no podrán desempeñar las labores de observador electoral ni ser designado presidente o vicepresidente de una comisión o subcomisión de la Asamblea del Consejo de Europa. La sanción afecta también a aspectos institucionales, ya que se les priva de formar parte de delegaciones de la Asamblea y tampoco podrán realizar preguntas al Comité de Ministros del Consejo de Europa, órgano de decisión del Consejo formado por ministros de Exteriores de los países miembros.

AGRAMUNT, “SATISFECHO”

Agramunt ha recibido con satisfacción esta decisión ya que considera que se trata de “tipo menor”. En declaraciones a Europa Press ha señalado que “cualquier” acusación de corrupción ha sido “desmontada” y prueba de ello es que la decisión de la Comisión de Reglamento ha desoído las peticiones de expulsión.

El senador ‘popular’ apunta que podrá continuar en la Asamblea y ejerciendo sus labor parlamentaria votando y tomando la palabra en el hemiciclo de Estrasburgo.