Facebook

El magistrado discrepante con la condena al PP en Gürtel pide el traslado de sección en la Audiencia Nacional

Solicita a Espejel el cambio a la Sección Primera tras la jubilación del juez Nicolás Poveda.

El magistrado de la Audiencia Nacional que firmó el voto particular de la sentencia de la primera etapa de la trama Gürtel por discrepancias con la condena al PP, Ángel Hurtado, ha solicitado su traslado a la Sección Primera en un escrito remitido a la presidenta de la Sala de lo Penal, Concepción Espejel.

En su petición, firmada el pasado 25 de julio, el juez comunica su interés de ocupar la vacante que deja el magistrado de esta misma sección, Nicolás Poveda, como conscuencia de su jubilación, motivo por el cual se convocó concurso por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Hurtado, que actualmente integra la Sección Segunda, presentó su candidatura para ocupar una de las tres plazas de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que salieron a concurso trasl del fallecimiento del exfiscal general del Estado José Manuel Maza, el nombramiento como miembro del Tribunal Constitucional de Cándido Conde-Pumpido y por la declaración en la situación de servicios especiales de Julián Sánchez Melgar tras su designación como fiscal general del Estado.

No obstante, el Pleno del CPGJ del pasado martes eligió a otros tres magistrados postulantes, entre ellos a la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, quien ha instruido, entre otros casos, el inicio de la causa del ‘procés’, la investigación contra el expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell o la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra) el 15 de octubre de 2016.

Así las cosas, el pasado mes de junio la Sala de lo Penal confirmó que Hurtado sería uno de los jueces que formarían parte del tribunal que juzgará la presunta financiación irregular del PP, también conocida como la ‘caja b’ en sustitución del juez Juan Pablo González, recusado por sus vínculos con el Partido Popular.

NO VIO DELITO EN LA ACTUACIÓN DEL PP

En lo que respecta a la sentencia por la primera época de la trama Gürtel, el magistrado Hurtado, que ostentó la presidencia del tribunal, emitió un voto particular discrepante con el fallo al entender que el PP no tendría que ser condenado al pago de una multa de 245.000 euros como partícipe a título lucrativo porque, a su juicio, no quedó probado que conociera los hechos delictivos y tuviera un beneficio de los mismos.

Hurtado expuso entonces que las valoraciones formuladas en la sentencia acerca de que se creó un sistema de corrupción institucional entre el grupo del cabecilla de la Gürtel, el empresario Francisco Correa, y el PP son “improcedentes” en tanto que la formación ha estado encartada como partícipe a título lucrativo y, por tanto, “hay que partir de su total ausencia de participación en los hechos delictivos y su desconocimiento de los mismos”.

También criticó a los que fueron sus compañeros en el tribunal de la primera época de la Gürtel, Julio de Diego y José Ricardo de Prada, al entender que, de algo que fue colateral al enjuiciamiento, como la necesidad de acreditar la existencia de una contabilidad extraoficial llevada a cabo por el extesorero de la formación Luis Bárcenas para probar un delito de apropiación indebida, introdujeron en la resolución pasajes donde colocaron al PP y al Grupo de Correa en una estructura de colaboración estable.