Facebook

La Armada Argentina da por concluidas, sin éxito, las tareas oficiales de búsqueda del desaparecido del ‘Dorneda’

La Armada Argentina ha comunicado que, después de nueve jornadas de operaciones de búsqueda con medios navales, aeronavales y buques pesqueros, da por finalizada las tareas oficiales de búsqueda y rescate SAR (‘Search and Rescue’), del marinero que permanece desaparecido desde que el pesquero gallego ‘Dorneda’ se hundió el miércoles día 11 en aguas de la Patagonia.

Este organismo ha informado del cierre del caso SAR sobre el ‘Dorneda’, si bien ha manifestado que la búsqueda continuará a través del aviso a los buques que se encuentren navegando en el área del hundimiento, “en pos de localizar al único desaparecido”.

Los hechos ocurrieron sobre las 22,00 horas del martes día 10 (hora argentina) cuando Madrid dio la alerta por la activación de la radiobaliza del buque ‘Dorneda’. El Centro Coordinador de Búsqueda y Salvamento de la Armada Argentina asumió el caso, y ordenó a los pesqueros ‘Farruco’ y ‘Beagle I’ dirigirse al lugar del siniestro, a unas 300 millas náuticas de la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Más de cuatro horas y media después, el pesquero ‘Farruco’ informó del hallazgo de dos balsas y una lancha en el agua. Así, de sus 27 tripulantes, 25 fueron rescatados con vida mientras que hay un fallecido y un desaparecido, ambos de nacionalidad peruana. Para buscar al desaparecido, se dio la alerta a los pesqueros del entorno y fueron movilizados un avión S-2T ‘Turbotracker’ y la corbeta ‘Espora’.

Los supervivientes llegaron a puerto el domingo día 9. Del total, 16 tripulantes con vida y el fallecido fueron a bordo del ‘Farruco’ hasta la ciudad uruguaya de Montevideo, y los nueve restantes llegaron al puerto de Mar de Plata (Argentina) en el ‘Beagle 1’, el cual se retrasó dos días por problemas en la planta propulsora del pesquero.

La principal hipótesis es que el ‘Dorneda’ pudo hundirse al ingresar agua por una rampa que se encuentra en la popa y se utiliza durante la pesca de arrastre para tirar las redes y juntar la pesca. En todo caso, la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (Arvi), aseguró que el barco estaba “en perfecto estado de mantenimiento” y solo unos días antes había salido de Montevideo, donde llevó a cabo su mantenimiento y pasó “todas las revisiones”.