Facebook

Biólogos, ecologistas y científicos utilizan Inteligencia Artificial para prevenir la caza de elefantes en África

Biólogos, grupos de ecologistas y los científicos de datos de Microsoft están utilizando la inteligencia artificial para prevenir la caza furtiva de elefantes en todo el territorio africano, frenar el comercio ilegal del marfil y conservar su hábitat natural. Para ello, utilizan machine learning para detectar patrones de movimiento en tiempo real que alertan de la llegada de cazadores furtivos o bloquear anuncios online sobre la comercialización de marfil.

De esta manera, Microsoft ha impulsado el proyecto Conservation Meetrics, que está dentro de su iniciativa AI for Earth, donde utiliza el ‘machine learning’ para monitorizar la vida salvaje y evaluar los resultados de los trabajos de conservación.

Microsoft trabaja utilizando algoritmos avanzados para desarrollar el Elephant Listening Project en colaboración con la Universidad de Cornell, donde se encargan de distinguir los barritos de los elefantes de selva africanos del resto de sonidos típicos de un bosque tropical.

Para ello, los investigadores utilizan los datos de las llamadas de los elefantes para estimar su población, monitorizar sus movimientos, tratar de garantizar su seguridad e identificarles individualmente.

De la misma manera, los científicos responsables del Elephant Listening Project estiman que la población de elefantes africanos ha decrecido de alrededor de 100.000 animales en 2011 a menos de 40.000 a día de hoy. Pero esas cifras se basan “en gran medida” en pruebas indirectas, y “menos fiables”: incautaciones de marfil, señales de caza furtiva y estudios intensivos que son demasiado caros para ser realizados regularmente, ha indicado Microsoft.

Además, el Elephant Listening Project lleva más de tres décadas investigando cómo los elefantes utilizan sonidos de baja frecuencia para comunicarse entre sí. Recientemente, esos científicos comenzaron a utilizar sensores acústicos para construir estimaciones de población y, en última instancia, para rastrear y proteger a los elefantes en África Central y Occidental.

Por ello, Microsoft ha indicado que si los científicos descubren, por ejemplo, que en determinadas épocas del año los elefantes acuden a claros del bosque que pertenecen una concesión maderera sin protección para aparearse o buscar alimento, los científicos pueden coordinar su trabajo con los madereros para minimizar las molestias a los elefantes.