Facebook

Economía/Finanzas.- El Ibex cede un 1,4% en la semana lastrado por la situación en Turquía

El Ibex 35 no ha conseguido cerrar la semana por encima de la cota psicológica de los 9.700 puntos en los que cerró el pasado viernes, debido al efecto que ha causado la depreciación de casi un 15% de la lira turca frente al dólar, que ha hecho que el selectivo español registre una caída semanal del 1,4%, hasta los 9.602 enteros.

Así, la Bolsa solo se ha anotado una jornada en positivo durante los últimos cinco días y no ha aguantado los mínimos que marcó la pasada semana. “El selectivo se ha visto bastante perjudicado en la última jornada por la incertidumbre que se ha desatado entorno a Turquía, con el desplome de su moneda, la lira turca”, señala el analista de Xtb Jorge López.

Además, esta situación en el país otomano “aceleraría medidas de choque por parte del gobierno”, que se encuentra con políticas restrictivas con tipos al 18% y con una reducción de sus remesas de divisas extranjeras en un 15%.

La crisis se ha agravado aún más cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado en la red social Twitter una subida de los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Turquía, que alcanzarán el 50% y el 20%, respectivamente.

A todo esto también se ha añadido la preocupación del Banco Central Europeo por la exposición que tienen las diferentes entidades bancarias a la moneda turca, de forma que el Mecanismo Único de Resolución (MUR), que agrupa las funciones como supervisor bancario en la zona euro, vigilará la exposición de los bancos afectados.

BBVA LIDERA LAS CAÍDAS

Entre estos se encuentra el BBVA, que hoy ha liderado las caídas del Ibex 35 al ceder más de un 5%, el peor descenso del banco en Bolsa desde hace casi dos años. Según señala López, la entidad posee unos 8.600 millones de euros en una cartera de renta fija en Turquía, lo que impactará de manera negativa en un 15% de su beneficio global.

No obstante, para el analista, los movimientos por parte de la entidad son “prudentes y parece estar descontada una situación negativa dentro de Turquía”. “Esta cuestión de incertidumbre podría normalizarse, una vez se tome un nuevo programa de actuación por parte del ministro de Finanzas, lo que sumado a la vigilancia exhaustiva que tiene el BCE en el impacto dentro del sector financiero, parece tranquilizar la situación y desde el ente económico se habla que ya estaría reflejado dentro del balance”, matiza.

El descenso del BBVA se ha hecho notar igualmente en el resto del sector. En concreto, Sabadell, el segundo peor valor del día, se ha dejado un 3,8%, seguido de CaixaBank, que ha descendido un 3%, de Bankia, con una caída del 2,8%, y de Santander, que ha cedido un 2,7%.

Entre el resto de valores, destaca también la caída del 2,8% de ArcelorMittal, lastrada por el anuncio de Trump de endurecer la política arancelaria a ciertas materias primas, o la del 2,3% de Técnicas Reunidas.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se ampliaba el viernes desde los 104 puntos básicos de la apertura hasta los 111 puntos, al tiempo que la rentabilidad exigida al bono a diez años en el mercado secundario llegaba al 1,3%.

Por su parte, la cotización del euro frente al dólar se situaba, pasadas las 18.00 horas, en 1,1405 ‘billetes verdes’, tras haber abierto en 1,1602.

Por otro lado, el precio de barril de petróleo de calidad Brent, referencia para Europa, se situaba en un precio de 72,92 dólares.

Las principales bolsas europeas cerraban también la jornada de este viernes en negativo, con caídas del 0,69% para Londres, del 2,06% para Fráncfort y del 1,69% para París.

“Las bolsas europeas no son menos después de un fatídico viernes en la que Turquía ha azotado la tranquilidad Europea”, agrega López, al mismo tiempo que recuerda que “la todavía constante tensión comercial entre Estados Unidos y China está empezando a pasar factura en el intercambio global de bienes y servicios, siendo esta cuestión sólo el principio de un incremento que se podría producir en el futuro, como ya refleja el indicador de perspectivas del comercio global”.