Facebook

El Aquarius se dirige a Marsella y pide a Francia permiso para que desembarquen los 58 migrantes que van a bordo

El buque de rescate Aquarius se dirige a Marsella y ha pedido a Francia permiso para que desembarquen los 58 migrantes que llevan a bordo, después de que este fin de semana Panamá comunicara que retiraba su bandera del barco por presiones de Italia.

Así lo han indicado SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras (MSF) en una rueda de prensa conjunta celebrada este lunes 24 de septiembre en la sede de Médicos del Mundo en París, para relatar los obstáculos que está sufriendo el barco de búsqueda y rescate Aquarius y el anuncio de revocación del registro por parte de la Autoridad Marítima de Panamá tras las presiones del Gobierno italiano.

En concreto, han indicado que el barco está «de camino a Marsella» en estos momentos con 58 migrantes a bordo rescatados en dos operaciones realizadas el pasado jueves y el domingo. Entre ellos hay siete familias que huyen de conflictos armados. En total hay 17 mujeres, 18 menores y tres niños pequeños.

«Estamos de camino a Marsella. Hacemos una petición oficial a las autoridades francesas para que permitan el desembarco en Francia de las personas que están a bordo, por razones humanitarias. Es la única opción», ha subrayado el director de operaciones de SOS Méditerranée, Frédéric Penard.