Facebook

Los tres poderes del Estado apelan a la unidad para erradicar la “lacra” de la violencia de género

  • Written by:

El poder legislativo, ejecutivo y judicial han apelado este miércoles a la unidad para erradicar la “lacra” de la violencia de género. Así lo han puesto de manifiesto autoridades políticas, personalidades del Gobierno y jueces en el tradicional acto de entrega de premios del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género que se ha celebrado en la sede del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Las galardonadas en esta 14ª edición de estos premios han sido las comisiones de Igualdad del Congreso y del Senado, la jueza María Tardón y la periodista Carme Chaparro.

Durante el acto, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha destacado el “plus de compromiso” de las premiadas, así como el “gran compromiso de Estado” para combatir la violencia de género por parte de los tres poderes del Estado, un hecho que según Calvo formaba parte del “sueño” de muchos hace 40 años.

La vicepresidenta ha reiterado que “el machismo es incompatible con la democracia” ante la advertencia de que se está conformando “un mundo demasiado peligroso” para las mujeres. Frente a esto, ha valorado la unidad y el consenso de todos los grupos parlamentarios, la sociedad y la judicatura para que haya “un Fuenteovejuna, todas y todos a una”, ha dicho en referencia a la obra de Lope de Vega.

También el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha instado a trabajar para hacer desaparecer este tipo de violencia que supone una “vulneración de los Derechos Humanos”, pero también implica “vidas robadas e infancias rotas”. El ministro ha puesto en valor la labor “incansable” de su departamento, a pesar de existir “dificultades”. “Hemos pasado de las palabras de repulsa y los minutos de silencio a los hechos”, ha apuntado.

También la Fiscal General del Estado, María José Segarra, ha asumido la responsabilidad del Ministerio Fiscal a la hora de abordar la violencia de género, “incompatible con los Derechos Humanos”. Según ha comentado, la apuesta de la Fiscalía en esta cuestión ha sido la progresiva especialización en esta materia y el refuerzo de su estrategia para formar a fiscales en violencia de género. “Somos conscientes de que la adaptación de estos estereotipos machistas siguen estando en la base y que la respuesta penal es insuficiente”, ha dicho.

En el acto también han estado presentes los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero, respectivamente, quienes han destacado la labor de las premiadas en la erradicación de la violencia de género.

Mientras García Escudero ha dejado claro que la eliminación de este tipo de violencia “es uno de los mayores retos de la sociedad española”, Pastor ha reflexionado sobre los pocos avances que ha habido en esta materia, cuando en 40 años de democracia sí los ha habido en otros ámbitos.

En el acto también ha intervenido Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, que ha apostado por la colaboración entre instituciones, el análisis y la cercanía con las víctimas. “No han sido años fáciles, se nos hiela la sangre por cada asesinato machista. Nos gustaría haber hecho mucho más”, ha reconocido Carmona, que ha calificado la violencia de género como “la más vergonzosa de las injusticias humanas”.

LAS PREMIADAS

El Observatorio ha reconocido a las Cámaras por su labor de informe y consenso en la consecución de un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, mientras que ha concedido el premio a la periodista Carme Chaparro por su trayectoria personal y profesional en defensa de los derechos de la mujer y contra la violencia sexista, y a la jueza María Tardón por su labor al frente de la Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid, con competencias exclusivas en Violencia sobre la Mujer.

María Tardón, que ha recogido el premio de manos de la fiscal general, ha comenzado su intervención recordando que fue la Constitución Española, hace ya 40 años, la que supuso ese “esperanzado comienzo” para las mujeres de su generación, que “nunca se resignaron” en su lucha para tener los mismos derechos que los hombres.

Por eso, su “sueño” es que algún día se pueda erradicar la violencia de género, a la que ha denominado “lacra social” y “violencia canalla”, según ha admitido visiblemente emocionada.

A continuación, el ministro del Interior y la vicepresidenta del Gobierno han hecho entrega del premio a Carme Chaparro, quien ha recogido la distinción “en nombre de las asesinadas y de las invisibles”. La periodista ha hecho hincapié en los casos “graves” de violencia de género y sexual que actualmente tienen lugar en los colegios.

“Por favor, ayúdennos”, ha solicitado Chaparro, que ha advertido de que estamos ante “el inicio de un problema invisible” que si no se ataja de inmediato hará que las cosas vayan “de mal en peor”. “Y ya nos estamos lamentando”, ha concluido.

RECONOCIMIENTO AL CONGRESO Y SENADO POR EL PACTO

Finalmente, Pastor y García Escudero han entregado el último premio a las comisiones de Igualdad de ambas Cámaras, que han recogido sus respectivas presidentas, Pilar Cancela (Congreso) y Susana Camarero (Senado).

Tanto Cancela como Camarero han valorado el clima de consenso y de unanimidad que se consiguió hace más de un año cuando se logró alcanzar un Pacto de Estado contra la Violencia de Género. De hecho, las diputadas y senadoras de ambas comisiones y presentes en el acto han subido al estrado en el momento de las intervenciones de Cancela y Camarero.

Para Cancela, que ha compartido un par de reflexiones, esta era “la fotografía”, la de todas las diputadas y senadoras unidas en la consecución de un acuerdo por las mujeres, un trabajo que recuerda como “demoledor” pero a la vez “emocional”. La presencia de todas ellas, según Cancela, demuestra la “necesidad urgente de buscar un consenso en un tema fundamental” y ha llamado a “reivindicar ahora más que nunca el diálogo”. “La lucha por el feminismo está más vivo que nunca”, ha dicho.

Por su parte, Camarero –que ha querido recordar a la recién fallecida Carmen Alborch, presidenta de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de Igualdad de Oportunidades del Congreso de 2004 a 2008–, ha destacado que el Pacto significó un “hito histórico”, una “hoja de ruta” para seguir trabajando en la eliminación de la violencia de género y, sobre todo, lanzó un mensaje: “Somos capaces de unirnos”.