Facebook

La Guardia Civil buscará en el mar a Romina tras confesar su marido que se la encontró muerta y se deshizo de ella

El marido de Romina Celeste Núñez Rodríguez ha confesado a la Guardia Civil que se la encontró muerta y que, asustado porque había consumido drogas, la arrojó al mar, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación. Por este motivo, especialistas del Instituto Armado activarán desde esta tarde una búsqueda en el mar para tratar de localizar el cuerpo de la mujer.

Se prevé que el hombre pase a disposición judicial el próximo miércoles, 16 de enero, ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arrecife, con competencias en casos de violencia sobre la mujer. Las actuaciones han sido declaradas secretas.

El marido de Romina fue detenido este domingo tras encontrar la Guardia Civil indicios razonablemente suficientes para presuponer su relación con la desaparición de la joven, paraguaya de 25 años que fue vista por última vez la Nochevieja de 2018. El ahora principal sospechoso denunció su desaparición una semana después.

El caso se investiga como un homicidio, si bien las fuentes consultadas apuntan a que se prevé su paso a un juzgado con competencias en materia de violencia sobre la mujer porque se espera demostrar su implicación en los hechos o su confesión total sobre la autoría de los mismos.

Especialistas de la Guardia Civil tienen previsto inspeccionar a fondo este martes la vivienda en la que residía la pareja en Costa Teguise, al norte de Arrecife.