Facebook

Calamaro: «Prefiero el vértigo de los patriotas y reaccionarios, a su manera me representan más que los moderados»

El músico argentino nacionalizado español Andrés Calamaro ha publicado un mensaje en las redes sociales en los que se decanta por la derecha en las inminentes elecciones generales que tendrán lugar en España este domingo 28 de abril.

«El renunciamiento histórico de Antonio Escohotado, la posición incómoda de Fernando Sánchez Drago y la voluntad de mi querido artista José Antonio Morante para mí hablan más que los debates en donde se tiran los trastos por la cabeza», plantea en un texto recogido por Europa Press y que ha sido compartido por la cuenta oficial de Vox en Facebook.

«Queridos ciudadanos de España y regiones. Mis valores los define mi voluntad, lo que considero no negociable», comienza, para luego referirse a los debates televisados esta semana con participación de los líderes de PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, «cuatro candidatos de los sesenta que se presentan».

Y prosigue: «Estos cuatro políticos de oficio apenas si ofrecen gestos progresistas, mucho menos ofrecen blindar las instituciones que dan identidad a la cultura. Me cuesta elegir entre estos cuatro muchachos. En este escenario soy reaccionario porque no tengo dramas en blindar las instituciones culturales».

Por eso, apunta que «sin propuestas progresistas ni prometiendo blindar lo importante, sin hablar de la geografía política, ni mencionar a los bancos ni a Bruselas, este debate es interesante» pero a Calamaro no le sive para decidirse y «votar». «No por alguna de estas cuatro fuerzas que van a repartirse los presupuestos de las elecciones y la gestión del Estado», apostilla.

«Prefiero el vértigo de los patriotas y reaccionarios, a su manera me representan más que los moderados. Ya perdimos mucho, más perdimos en Argentina que en España. Como me importa el bien común, además de mi bien común que todavía tiene algo que perder, me abstengo de apoyar a los candidatos presentados en la televisión», señala.

Y para terminar, aún otra reflexión: «Los oráculos me advierten de la posibilidad incómoda, los patriotas que piensan en los obreros y en la gente de trabajo pero sin ademanes progresistas para la platea. Y los oráculos son oráculos, hay que saber interpretar lo que nos dicen».