Facebook

Casado promete “recuperar la libertad” en Cataluña y Euskadi con “los efectivos que hagan falta para cumplir ley”

Subraya que en Venezuela también se empezaron a “perder las libertades” y recuerda que la fundación de Podemos asesoró a Chávez.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha acusado este lunes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de “aliarse con los que justifican la violencia” tras los “escraches e intimidaciones” que, según ha dicho, están sufriendo en campaña electoral PP, Cs y Vox. Además, ha dicho que si llega al Gobierno, uno de los pilares fundamentales será “recuperar la libertad”, algo que, a su juicio, se hace cumpliendo la ley y poniendo “los efectivos que hagan falta” para garantizar ese cumplimiento.

“Cada uno elige con quien se alía y Pedro Sánchez ha decidido aliarse con los que justifican la kale borroka contra Cayetana o contra Rivera o contra Abascal. Porque en esto da igual de qué partido se sea. Yo defiendo la libertad de todos”, ha declarado Casado en una comida mitin en El Sauzal (Tenerife) , en la que también ha intervenido el candidato del PP a la Presidencia de las islas, Asier Antona, el presidente del PP de Tenerife, Manuel Domínguez, y la candidata al Congreso por Santa Cruz, Ana Zurita.

Casado ha justificado el silencio del Gobierno y del PSOE ante los incidentes y altercados en País Vasco y Cataluña en que “tienen que contentar a sus socios”. “Por eso, cuando los demócratas sufrimos escraches e intimidaciones, ellos se calla. Como mucho ponen un tuit”, ha criticado, para lamentar que los ministros de Sánchez no hayan dicho “ni mu”.

“EL SENTIMIENTO EN POLITICA, MUCHO PELIGRO”

El líder del PP ha afirmado que “el sentimentalismo en política tiene mucho peligro” y ha advertido de que cuando el sentimiento se enfrenta a la ley, lo que hay es “populismo, nacionalismo o totalitarismo”. Dicho esto, ha reivindicado una campaña “moderada, centrada y abierta” y ha subrayado que su partido tiene “muy claro” que la política tiene que basarse “en la virtud, la razón y el servicio al prójimo”.

Tras afirmar que Sánchez “busca a los problemáticos y deja que le apoyen”, Casado ha advertido que en esta campaña “se decide” si España “sigue con libertades” para ir a dar una conferencia o por la calle “sin que te insulten” o si se va a “consagrar” el modelo que ha seguido Sánchez. A su entender, el 28 de abril se va a “validar” si la izquierda abertzale de Arndaldo Otegi “manda más”, si Pablo Iglesias se convierte en “ministro del Interior” o si negocia la autodeterminación como quieren los presos independentistas.

Casado ha defendido la ilegalización de las formaciones y asociaciones que alienten la violencia como recoge la Ley de Partidos Políticos. “Quien intenta chantajear la democracia y la libertad, pues no tiene sitio en España, Y esto no es de derechas o de izquierdas sino de un presidente del Gobierno serio, que manda a la cárcel al delincuente”, ha proclamado.

Por eso, ha afirmado que si el PP llega al Gobierno uno de sus “pilares fundamentales” va a ser “recuperar la libertad” y ha añadido que eso se hace “consagrando el respeto a la ley y poniendo los efectivos que hagan falta para que se haga cumplir la ley”. Se trata, ha dicho, de que no le falten recursos a las Fuerzas de Seguridad o las Fuerzas Armadas y que se apliquen medidas como la prisión permanente revisable.

Además, ha defendido un “impulso legal de concordia, educación y territorial” para que en Cataluña, Navarra o País Vasco no “se agreda o atemorice” a ningún “compatriota”. “Con el PP esto no va a pasar. Con el PSOE esto está pasando y encima no dicen nada porque necesitan los votos y los escaños de los que están haciendo eso”, ha advertido.

PODEMOS Y VENEZUELA

En la parte final de su discurso se ha acordado de lo que está sucediendo en Cuba y Venezuela y ha recordado lo que ha ido pasando con el régimen de Nicolás Maduro y de Hugo Chaves cuando ese país era “la envidia del continente”. Según ha dicho, cuando se se empiezan a “perder las libertades” y se empieza a ver “normal que te agredan por la calle” o que los medios de comunicación “estén al servicio de un partido”, entonces “la radicalidad se institucionaliza”.

“Yo no quiero que en estas elecciones tengamos radicales en el Gobierno”, ha proclamado, tras criticar que hace unos días el líder de Podemos, Pablo Iglesias “ondeara una bandera independentista”, algo que, a su juicio, evidencia que “ni quiere a Canarias ni quiere a España”.

En este punto, ha recordado que Iglesias y Podemos fue el que “lideraba la fundación CEPS, que hace unos años asesoró a Chavez en materia policial y de medios”. Según ha agregado, esa policía bolivariana es la que ahora aplaca “con mano de hierro” las protestas de los demócratas en Venezuela.

Por eso, ha reiterado que “votar es gratis, pero puede salir muy caro” y ha puesto como “reflejo el desastre” de lo que está pasando en Venezuela, donde no hay “libertad, alimentos ni electricidad”, así como “miles de venezolanos represaliados, encarcelados, torturados y asesinados por el sátrapa Maduro”.

“Como presidente voy a liderar la respuesta europea para acabar con esa dictadura y cancelar las cuentas, los activos y las empresas de los jerifaltes de Maduro que vienen a España a forrarse. Viva Venezuela libre, abajo el tirano Maduro”, ha proclamado, exhibiendo al término del acto una bandera de Venezuela.

ESTADO DE BIENESTAR E INMIGRACIÓN IRREGULAR

En materia de seguridad, ha defendido la ‘ley antiokupas’ que el PP lleva en su programa para echar en 24 horas a los que han ocupado de forma ilegal una vivienda y que incluye penas de cárcel de uno a tres años. Tras asegurar que “ya está bien” con ese “complejo” de la izquierda, ha dicho que el PP reivindicará la justicia, la prosperidad, el respeto y la ley, que “no es mucho pedir en democracia”.

Como ya ha hecho esta mañana en Las Palmas, ha defendido una inmigración legal y ordenada y vinculada la mercado de trabajo para hacer “sostenible” el Estado del Bienestar, sobre todo después de que España haya vuelto a sufrir “la peor oleada de inmigración ilegal” desde la “crisis de los cayucos” con José Luis Rodríguez Zapatero. “Es compatible ser solidario como siempre pero al mismo tiempo defender nuestras fronteras y apoyar a la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con medios, con efectivos y tecnología”, ha apostillado.

Finalmente, Casado ha señalado que la política hace que te pierdas aspectos familiares. Así ha narrado que su mujer le ha llamado para decirle que su hijo pequeño “se ha soltado sin ruedines”. “Pero merece la pena porque vamos a hacer historia y recuperar el futuro de España”, ha manifestado.