Facebook

La llegada de migrantes en patera baja en marzo un 37% con respecto a febrero, pero las muertes en el mar suben un 179%

Un total de 5.638 personas llegaron a España en patera en el primer trimestre del año, en su mayoría en enero.

Un total de 588 migrantes llegaron en patera a costas españolas en marzo de 2019, lo que supone que las entradas por la vía marítima a España durante ese mes se redujeron en un 37% con respecto al mes de febrero. Sin embargo, la cifra de muertos o desaparecidos en el mar Mediterráneo camino de España en marzo se ha incrementado en un 178,9% con respecto al mes anterior.

Según los datos del Ministerio del Interior, recogidos por Europa Press, en marzo entraron a España 588 personas por mar mientras que en febrero los hicieron 936, y en enero 4.104 personas. Así, en lo que va de 2019, un total de 5.636 migrantes han llegado en patera a costas españolas, de los que el 73% entraron durante el primer mes del año.

Fuentes del Ministerio del Interior han destacado la disminución de las llegadas de migrantes a costas españolas que se está reflejando en las cifras oficiales en 2019. De acuerdo estos datos, en las entradas irregulares por mar se produjo una reducción intermensual entre enero y febrero del 77%; y del 37% entre marzo y febrero.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya hizo hincapié en la bajada del ritmo de las llegadas de migrantes a costas españolas este año 2019. De hecho, fuentes de este departamento recalcaron a Europa Press que es la primera vez que hay una tendencia a la baja en el ritmo de las llegadas por mar desde que comenzaron a incrementarse en el año 2014.

53 MUERTES EN EL MAR EN MARZO

Sin embargo, en el mes de marzo se han registrado 53 muertes o desapariciones de migrantes en el mar Mediterráneo camino de España, lo que supone un 178,9% más que en el mes de febrero, cuando se produjeron 19, según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

De acuerdo a estas cifras, en el primer trimestre de 2019 se han contabilizado un total de 134 fallecimientos o desapariciones de personas intentando llegar a España por la ruta occidental del Mediterráneo. El mes más trágico fue enero, con 62 muertes o desaparecidos contabilizados. Si bien en febrero se produjo una reducción en un 70% en el número de muertes con respecto a enero, en marzo se han visto incrementadas casi un 179%.

En este contexto, varias organizaciones sociales han denunciado el recorte de los medios de rescate de embarcaciones en el Estrecho y en el mar de Alborán, así como la «militarización» de estos recursos. También han criticado «la presión a Marruecos» para que sea este país quien realice las labores de rescate y sea destino de las personas migrantes, a pesar de «las flagrantes violaciones de derechos humanos» que padecen en el país alauí.

Las organizaciones de derechos humanos, como la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) e Irídia y el Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA), han recalcado que se ha producido un «cambio de la filosofía operativa en el Sur», de acuerdo a las palabras de Benito Núñez, director general de la Marina Mercante.

Este cambio, según han explicado, pasa por «la dotación a Marruecos de salvamares (lanchas rápidas de rescate)», con el objetivo de «proveer a Marruecos de medios marítimos propios», y la formación de personal militar marroquí, todo ello bajo la supervisión tanto del Estado español y de FRONTEX (Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas).

A partir del verano del año pasado, es el mando único de la Guardia Civil quien «coordina el rescate en el Estrecho». En este contexto, han rechazado «la militarización y securitización» de las migraciones a través de un mayor protagonismo de la Guardia Civil y Frontex, «y al desmantelamiento paulatino», a través de recortes en medios y personal de Salvamento Marítimo.

Tanto la APDHA, como el SPA e Irídia han defendido que el rescate marítimo debe continuar siendo civil y que esté dotado de los medios personales y materiales necesarios para poder ejercer su actividad de forma proactiva y efectiva, tal como Salvamento Marítimo ha hecho hasta ahora.