Facebook

Rivera insta a Iglesias a corregir a Echenique, que acusó a Ciudadanos de «incendiar la convivencia» en Rentería

Señala que Sánchez podría volver a tener como «socio de investidura» a Bildu, que «montó» las protestas del domingo contra Cs.

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha instado al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a corregir a su secretario de Organización, Pablo Echenique, y a pedir disculpas después de que este dijera que la formación naranja dio un mitin en Rentería (Guipúzcoa) este domingo para «incendiar la convivencia».

«Le pido al señor Iglesias que corrija al señor Echenique, que pida perdón y se solidarice con los que reciben insultos, amenazas o huevazos» por querer «expresarse libremente» y «no con los que los tiran y los que quieren romper nuestro país», ha dicho sobre lo ocurrido en Rentería.

Allí, cientos de manifestantes boicotearon un mitin de Ciudadanos e insultaron y amenazaron a los participantes. Además de Rivera, intervinieron el filósofo y escritor Fernando Savater, la candidata de Cs a las elecciones europeas Maite Pagazaurtundúa y el exdirector general de la Policía Nacional y la Guardia Civil Joan Mesquida.

En declaraciones en el puerto de la Cruz Verde, en la Sierra de Guadarrama, a donde ha llegado en moto acompañado por miembros de varias asociaciones de motoristas, Rivera ha aconsejado a Podemos que «se preocupe más de los votos que va a perder» en las próximas elecciones que de «insultar a los demócratas» que quieren hacer actos electorales. Una campaña «no debe ser nunca un via crucis», ha añadido.

En un mensaje en Twitter, Echenique dijo el domingo que «Ciudadanos es un partido marginal en Euskadi» y que no iba a Rentería «a conseguir los votos de los vascos y las vascas», sino «a incendiar la convivencia entre los diferentes pueblos de España a ver si así rebaña votos de odio en otros territorios».

PODEMOS «LEGITIMA LA VIOLENCIA»

El líder de la formación naranja ha acusado a Echenique de «denigrar la democracia» y ha afirmado que el partido morado «siempre está al lado» de los independentistas y «legitimando a los que generan violencia». «Me da mucha pena ver que Podemos ha degenerado en algo así», ha manifestado, advirtiendo de que este partido, «socio» del presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la Moncloa, Pedro Sánchez, «ha pasado a ser una copia de los separatistas».

Además, Rivera ha asegurado que quienes protestaron durante el mitin de Ciudadanos que protagonizó el pasado sábado en Sevilla –portando banderas de la República– eran miembros de Podemos y de Izquierda Unida. «Vinieron a reventarnos el acto», ha dicho.

También ha reprochado al candidato de Unidas Podemos a la Moncloa que el sábado ondeara la bandera independentista de Canarias en Las Palmas de Gran Canaria. «Siempre que buscas a Podemos está quitando la bandera española del Parlament y cogiendo banderas independentistas o apoyando a Bildu», ha comentado.

Por otro lado, el presidente de Ciudadanos ha afirmado que «los señores de Bildu y Sortu» que le dicen a su partido que no puede celebrar un acto en el País Vasco y que «montan todo lo que montaron» el domingo en Rentería son los «posibles socios de la investidura» de Sánchez tras las elecciones generales del 28 de abril, puesto que ya favorecieron su llegada a la Moncloa al votar a favor de la moción de censura a Mariano Rajoy.

«DEFENDER LA DEMOCRACIA» NO ES PROVOCAR

Rivera ha recordado que cuando su partido organizó en noviembre un acto político en Alsasua (Navarra), donde también se vivieron momentos de fuerte tensión por las protestas de quienes no aceptaban su presencia allí, no recibieron el apoyo del PSOE, que lo entendió como una «provocación».

«Yo no sé si defender la democracia es provocar y si insultar y amenazar a los demás es democracia. La democracia es respetar a los demás», ha subrayado.

En aquel momento, el portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, acusó tanto a Ciudadanos como al PP y a Vox –que también asistieron al acto– de intentar «agitar el odio» y «vivir de los conflictos», y los calificó de «dóberman». Ahora, en cambio, el PSOE ha criticado a quienes intentaron boicotear el acto de Rentería y ha defendido el derecho de todos los partidos a celebrar mítines allí donde quieran «sin coacciones de ningún tipo y con total libertad».

El presidente de Cs ha insistido en que «el odio y la violencia nunca es tolerable», ni en Rentería ni en otros lugares donde representantes de su partido han tenido dificultades para expresarse por las protestas, como en la Universidad Autónoma de Barcelona la semana pasada o en Amer (Girona), el pueblo natal del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont.

«No podemos asumir que lo que es anormal, la violencia y reventar un acto político, se convierta en normal», ha indicado. En este sentido, ha reivindicado el derecho de las formaciones «constitucionalistas» a visitar municipios del País Vasco o Cataluña donde «no hay libertad» y se recurre a la «coacción».