Facebook

Borrell cree que si la UE no garantiza políticas de migración y asilo pone en peligro la libre circulación entre estados

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrel, cree que si la Unión no garantiza políticas de migración y asilo común para los próximos años, podría correr peligro la libre circulación entre los estados miembros.

En una entrevista concedida, este viernes, a RNE, el responsable de política exterior ha reconocido que la política migratoria y de asilo común es un tema que no se consigue «desbloquear» en Europa porque supone enfrentamientos de «intereses nacionales».

Esto supone, según ha explicado el ministro, que países en «primera línea» en el Mediterráneo, como España, Italia o Grecia, estén soportando «todo el peso» de esta crisis y la UE no consiga llegar a «un reparto» equitativo en esta materia. «Se intentó y no se consiguió», ha señalado, en relación al acuerdo alcanzado entre los estados durante la crisis de refugiados.

Para Borrell, uno de los problemas de la actual situación es que «no hay sentido de urgencia» porque, «ahora, el nivel de los flujos demandantes de asilo ha bajado», por lo que parece que la situación es «menos grave».

ACUERDOS INTERNACIONALES CONTRA EL DRAMA DEL MEDITERRÁNEO

Sin embargo, advierte de que si este problema «no se arregla», la propia Unión se va a «cargar el sistema de libre circulación» entre los estados miembros. En su opinión, si no se administra correctamente la frontera exterior común, ésta va a «debilitar la aceptación de una no frontera interior». «Y la libre circulación es lago muy querido por los europeos», ha apuntado.

En su intervención también se ha referido al «drama del Mediterráneo» que se ha registrado en los últimos años y ha defendido como solución políticas que eviten que la gente se «eche al mar» y que haya también «menos gente que les impulse a hacerlo previo pago». Esto, a su juicio, se realiza firmando acuerdos con los países de los que parten las embarcaciones, «como España ha hecho con Marruecos», ha recordado.

Preguntado por la propuesta que el PP incluye en su programa electoral para Europa de aumentar en 10.000 los efectivos de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), el ministro ha explicado que eso es una iniciativa de la Comisión Europea que, además, «ya está tomada».

Sin embargo, Borrell ha dudado de su efectividad y ha defendido que cada país desarrolle sus propios efectivos. «A lo mejor, no ayuda que venga a la frontera española efectivos estonios. Quizás están mejor preparados nuestra Guardia Civil o nuestra policía», ha apuntado. En término de recursos, sí ha indicado que se deben «portar más para controlar las fronteras» comunes. «Hay que insistir en ello», ha concluido.