Facebook

Delgado reivindica la violencia de género como «problema de Estado» aunque «a veces los avatares políticos» lo cuestione

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha reivindicado la violencia de género como «un problema de Estado» aunque «a veces los avatares políticos» pongan en el foco «otras cuestiones» e, incluso, lo cuestionen.

«La igualdad y la lucha contra la violencia de género debe ser una cuestión de Estado porque es un problema de Estado», ha señalado durante la inauguración de la jornada ‘El sustrato sociológico de la violencia de género organizada por el Ministerio de Justicia.

«Es una cuestión de Estado y a veces los avatares políticos ponen en la primera línea del foco otras cuestiones o incluso se cuestionan algunas que ya están superadas», ha apostillado.

Aunque la ministra ha destacado los «avances» hacia la igualdad de género, ha tachado de «alarmantes» y de «escandalosas» las cifras de asesinadas en el ámbito de la pareja y expareja. Desde el año 2003, ascienden a 995 las mujeres que forman parte del registro oficial de víctimas mortales por este tipo de violencia contra la mujer. «Realmente es alarmante. Es una cifra que no cesa y está ahí», ha incidido, después de subrayar que «supera el número de víctimas del terrorismo».

Delgado, que cree que ésta «no es una realidad nueva, sino latente», considera que España es «pionera» en acciones para combatir la violencia de género, a pesar de que sostiene que «queda mucho camino por andar» y se siguen dando situaciones de «violencia extrema». «Más igualdad supone más bienestar», ha reivindicado al respecto.

PENSAR EN CLAVE DE PERSPECTIVA DE GÉNERO

A su juicio, en la lucha contra este tipo de violencia hay que abordar «las causas estructurales» de la desigualdad y poner en la agenda esta problemática. Además, ha defendido que si la sociedad aprende «a pensar en clave de perspectiva de género permitirá avanzar».

En este punto, ha hecho un llamamiento a los hombres para que «acompañen» a las mujeres en la lucha por la igualdad ya que, en su opinión, «tienen que ser cómplices» en su conquista. «Sin los hombres no es posible», ha agregado.

Delgado, que ha recordado que los datos de la ONU apuntan que tienen que pasar «100 años» para conseguir la igualdad real, ha incidido en que la violencia directa es solamente «la parte que se ve». Según ha afirmado, detrás existe una violencia estructural y simbólica, entre otras.

Por ello, la ministra ha reclamado la necesidad de «prevenir» a través de la educación atajando así el problema desde su «origen estructural», con el objetivo de «promover relaciones de igualdad» entre los menores y los jóvenes.

En este punto, ha añadido que las medidas penales son «importantes» y se está «protegiendo» a las víctimas. «Pero eso sólo llega a la violencia directa, no a la estructural. La Justicia interviene cuando el mal está hecho y eso es imprescindible, pero no suficiente», ha remarcado.

Así, ha recordado que, a pesar de las «cifras sobrecogedoras» de encuestas que contabilizan el número de mujeres que sufren violencia sexual y de otro tipo, la discriminación «está normalizada». «No se ve como una alarma», ha subrayado, haciendo hincapié en que el 76% de la población española cree que la desigualdad y sexismo es «inexistente» .