Facebook

Vox denuncia que se fuerce al Rey a recibir a partidos que han actuado como «organizaciones criminales» en Cataluña

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha denunciado este jueves que es «una anomalía democrática» que se «fuerce» al Rey Felipe VI a reunirse con formaciones políticas que, desde su punto de vista, «han actuado como organizaciones criminales en el marco del golpe de Estado en Cataluña», y con diputados que, en su opinión, no han acatado la Constitución adecuadamente.

Abascal ha lanzado esta denuncia en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras entrevistarse con el jefe del Estado dentro de la ronda de consultas abierta por el monarca para buscar un candidato a la investidura.

El presidente de Vox no ha trasladado esta protesta al Rey durante el que ha sido su primer encuentro entre ambos y que ha tenido lugar después de que Felipe VI se entrevistara por separado con la portavoz de Junts per Catalunya, Laura Borràs, y de En Comú Podem, Jaume Asens.

«UNA ANOMALÍA DEMOCRÁTICA»

Para Abascal, que a Felipe VI se le haga reunirse con «diputados o supuestos diputados que no han jurado la Constitución «sino que se han conjurado contra ella y contra la unidad nacional» constituye una «anomalía democrática».

Preguntado si durante la audiencia en Zarzuela había percibido al jefe del Estado molesto por esta circunstancia, Abascal ha contestado que su labor «no es detectar el estado de ánimo o las opiniones del Rey» sobre otros partidos.

Sí ha explicado que él ha aprovechado la cita para transmitirle la «lealtad» de Vox a la Corona, «como símbolo de la unida y la permanencia de España», y su «gratitud» por el discurso que pronunció el 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum independentista. A su juicio, se trató de una alocución «histórica» que sirvió para detener el desarrollo del «golpe de estado separatista».

NO A SÁNCHEZ, SÍ AL 155

También ha dejado claro ante el monarca que no votarán a favor de la investidura de Pedro Sánchez y que Vox sí apoyará la acción de cualquier gobierno que esté dispuesto a restaurar el orden constitucional en Cataluña y aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Preguntado si tiene algo que hablar con el presidente en funciones y favorito para la investidura, el líder de Vox, ha señalado que su formación no va a «evitar» el diálogo político «salvo con las fuerzas separatistas», pero que se obvio que Sánchez no puede esperar su apoyo y que no creen que vaya a rectificar sus políticas.

Por último, Abascal ha vuelto a criticar los, desde su punto de vista, «tics presidencialistas» de los que hizo gala Sánchez al convocar a los líderes de los principales partidos tras el 28 de abril «usurpando la función moderadora de la Corona» y «poniendo en tela de juicio la monarquía parlamentaria».