Facebook

El arzobispo de Burgos presenta al Papa su renuncia al cargo al cumplir los 75 años

El arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, ha presentado al Papa Francisco su renuncia al cargo como máximo responsable de la diócesis burgalesa al cumplir los 75 años, según ha informado la entidad eclesiástica a través de su perfil en Twitter.

La renuncia se enmarca dentro del procedimiento reglado en el Código de Derecho Canónigo, que dictamina que todos los obispos, al cumplir los 75 años, deben renunciar a los gobiernos pastorales de las diócesis.

Fidel Herráez seguirá siendo arzobispo de Burgos ejerciendo su ministerio hasta que el Santo Padre ofrezca una respuesta a su solicitud de renuncia «teniendo en cuenta todas las circunstancias», tal y como también dictamina la norma eclesiástica.

Después de desempeñar diversas tareas pastorales en la diócesis de Madrid, Fidel Herráez fue nombrado vicario general de la misma y, desde 1996, ejerció además en este territorio de obispo auxiliar.

El 30 de octubre de 2015, el Papa Francisco lo nombró arzobispo de Burgos, tomando posesión de la archidiócesis el 28 de noviembre de ese mismo año y, desde entonces, ha ejercido las responsabilidades del cargo.

En este tiempo, se ha encargado de la gestión de la diócesis burgalesa, integrada por 1.003 parroquias, y ha sido impulsor de la curia diocesana y el plan pastoral centrado en el anuncio del Evangelio, además de uno de los promotores de la fundación ‘VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021’.