Facebook

El PSOE llamará a Podemos para una nueva reunión y pide «racionalidad» para llegar a un acuerdo

El PSOE va a volver a llamar a Podemos para concertar una nueva reunión y seguir negociando con la intención de alcanzar un acuerdo antes de la segunda votación sobre la investidura de Pedro Sánchez que tendrá lugar el jueves. Los socialistas esperan que a partir de ahora en esas conversaciones prime la «racionalidad» para facilitar la consecución de un pacto.

Según han informado fuentes socialistas, los de Sánchez son conscientes de que, una vez que el Congreso ha rechazado investir a Sánchez en primera votación –de hecho sólo ha recabado el apoyo extra del diputado del PRC–, les toca a ellos tomar la iniciativa para buscar un mayor respaldo en el segundo intento.

Por ello, tienen previsto contactar con Unidas Podemos para que, bien este mismo martes o el miércoles, se pueda celebrar un encuentro de las personas que venían negociando hasta ahora.

El pasado fin de semana, por parte de Podemos lo hicieron la portavoz parlamentaria, Irene Montero, y el secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, mientras que del equipo negociador del PSOE formaron parte la vicesecretaria general del partido y portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, presidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero.

Este lunes, antes del arranque del debate de investidura mantuvieron otro encuentro en el Congreso Calvo y Echenique, pero resultó infructuoso. Tanto que después el propio Pablo Iglesias avisó a Sánchez desde la tribuna de que Podemos no se iba a dejar «pisotear» ni «humillar» y le retara a explicar al resto del hemiciclo la oferta que estaban haciendo a su formación para ocupar puestos meramente «decorativos».

En el PSOE consideran que hasta ahora en las negociaciones todo ha sido «muy emocional» y debe empezar a primar la «racionalidad» para lograr un acuerdo antes de que el jueves a partir de las 14:25 horas el Pleno del Congreso vote por segunda vez la investidura de Sánchez. En esa segunda votación, el candidato debe obtener más síes que noes para ser investido.