Facebook

Las tres espeleólogas están «bien, aunque cansadas» y no han necesitado asistencia médica

Revilla se congratula del rescate, pero advierte que «no podemos estar todo el día gastando dinero público para aventureros/as»..

Las tres espeleólogas rescatadas esta tarde de la cueva cántabra de Coventosa se encuentran bien, aunque «cansadas», y no han necesitado asistencia médica, según han comentado miembros del operativo de emergencia que las ha atendido.

El operativo encontró a las mujeres «más o menos a mitad del recorrido», algo «desorientadas» y cansadas por la falta de sueño. «Estaban con ganas de salir, alegres y cansadas», porque llevaban «muchas horas dentro de la cavidad», ha explicado uno de los participantes en el rescate.

«Intentaron seguir, pero no estaban seguras del camino correcto y se detuvieron a esperar el rescate, y han hecho lo correcto, porque hubiera sido peor continuar sin tener la ruta clara», ha señalado.

Después de más de 30 horas de rescate, los efectivos están «muy contentos» con el desenlace y se han felicitado de que todo haya salido bien. «Aquí somos una pequeña familia», pendientes «unos de otros para que no ocurra nada», han indicado.

Los médicos que han tomado parte del operativo han confirmado que las chicas, que presentaban algo de «agotamiento físico» ya están recuperadas y no han necesitado «ningún tipo» de asistencia médica, ni se les ha tenido que suministrar medicación alguna.

«Son deportistas muy preparadas y eso se nota. Han hecho bien en no arriesgarse y en esperar, y regresar ya acompañadas por nuestros compañeros», ha recalcado uno de los médicos.

Las tres espeleólogas fueron halladas a las cuatro de la madrugada por el equipo que entró por la boca de Cueto y se esperaba que estuvieran fuera de la gruta hacia las seis de esta tarde, aunque finalmente han llegado al exterior antes de lo previsto.

Las tres mujeres -nacidas en 1968, 1969 y 1980, son naturales, las dos primeras, de Barcelona y la última de Vinaroz (Castellón). Tras ser rescatadas, han manifestado su intención de regresar a sus casas.

«NO PODEMOS ESTAR GASTANDO DINERO PÚBLICO PARA AVENTUREROS»

Tras conocerse que las tres espeleólogas ya habían sido localizadas y que en pocas horas saldrían de la cavidad, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha congratulado de que las mujeres estuviesen en buen estado pero ha advertido que «no podemos estar todo el día gastando dinero público para aventureros/as».

Así lo ha señalado el presidente cántabro a través de su cuenta de Twitter refiriéndose al coste que supone para las administraciones estos dispositivos de rescate debido a los importantes medios que hay que disponer para llevarlo a cabo.

Y, por ello, Revilla ha recordado en su mensaje que Cantabria cuenta con muchas cuevas para visitar o recorrer y que entrañan menos dificultades que la de Cueto-Coventosa, que es «para gente especializada».

«En Cantabria hay cuevas de todo tipo: con pinturas, para gente con silla de ruedas, cuevas de riesgo limitado… como las que frecuento yo. Pero Coventosa es para gente especializada», ha indicado el presidente en su tweet.

OPERATIVO DE RESCATE

Las espeleólogas han sido encontradas por los tres rescatadores que accedieron, pasada la una de la madrugada, por la entrada de Cueto, junto a la que hay un pozo vertical de más de 300 metros de profundidad, el mayor de Europa y el primer lugar donde buscaron.

Otro grupo compuesto por cuatro efectivos accedió también sobre la una de la madrugada por Coventosa, saliendo a las ocho de la mañana sin noticias de las desaparecidas.

Por este mismo acceso se adentró, ya este lunes por la tarde, un tercer equipo provisto de comida y agua, y cuyos tres integrantes son los que salieron al exterior de la cueva a informar del hallazgo de las tres mujeres, que iniciaron la travesía el sábado a las 12.20 horas.

Un cuarto equipo había entrado, también por Coventosa, para ayudarlas a salir.