Facebook

Liam Neeson: «Si fuera mujer, no sería actriz en Hollywood ni por todo el dinero del mundo»

El actor Liam Neeson, que ha presentado este martes 16 de julio en Madrid su nueva película ‘Venganza bajo cero’, ha asegurado que, si fuera mujer, «no sería actriz en Hollywood ni por todo el dinero del mundo», debido a la «discriminación» que sufren en la industria cinematográfica a partir de determinada edad.

«Sí, creo que a las actrices se las discrimina, desde los 37 años quizás. No sería actriz en Hollywood ni aunque me pagaran todo el dinero del mundo: lo ves y, cuando ya tienen cierta edad, mujeres que son preciosas de repente tienen la cara estirada de golpe», ha lamentado en una entrevista con Europa Press el actor.

Para Neeson, eso es fruto «del miedo que tienen de intentar aferrarse a la juventud», algo que «también les pasa a algunos hombres, pero a las actrices sin duda». En su caso, con 67 años, reconoce que «la edad no ha sido un problema para conseguir papeles».

«Quizás para mí sí (ha sido un problema). A veces, es ver los guiones y pensar que estoy demasiado viejo ya para esto, que no estoy en forma. Pero no tengo quejas, tengo cuatro películas hasta el próximo otoño», ha señalado el actor con humor.

De hecho, ha recordado que cuando le ofrecen los papeles, los productores «ya saben la edad» que tiene y «no hay ningún problema». En los últimos años, Neeson incluso se ha especializado en las películas de acción, algo que si se lo hubieran dicho cuando empezaba su carrera «habría pensado que estaban locos».

En ‘Venganza bajo cero’, un ‘remake’ de la película ‘Por orden de desaparición’ del noruego Hans Petter Moland que se estrenará en España el próximo 26 de julio, Neeson da vida a un padre de un pueblo de Denver que pierde a un hijo por un asunto de tráfico de drogas y empieza su particular venganza contra los clanes del lugar.

El frío y la nieve se convierten en un personaje más de una película que no renuncia al humor (negro) para contar esta violenta historia. «Sí creo que si el hielo se te mete en la cabeza puedes acabar perdiendo la cabeza», ha reconocido el actor irlandés, quien ha reconocido «no creer en la venganza». «Crecí en Irlanda del Norte y allí hubo una guerra durante 30 años donde vi los resultados de la venganza en el día a día», ha explicado.

«Niños con los que boxeaba cuando era joven se implicaron mucho y algunos murieron de manera violenta; otros hicieron huelgas de hambre y otros están en la cárcel por sus creencias políticas y por representar la venganza. La venganza no funciona para nada, simplemente hace añicos a la sociedad y a comunidades enteras», ha reiterado.

UN CUENTO «CON MORALEJA»

De esta misma idea es el director de la película, Hans Petter Molland, quien ve este trabajo como «un cuento con moraleja». «Es una historia que muestra que la venganza es una idea realmente estúpida. Puede ser entretenida y te puede dar una satisfacción momentánea, pero todos los que se dejan llevar por ella pierden muchas cosas», ha indicado.

Molland ha recordado cómo el origen de este ‘cuento’ es su propia visión estando en «una cena burguesa y civilizada» y recibiendo la llamada de que ha muerto uno de sus hijos por sobredosis. «¿Cómo reaccionaría uno? Todo el mundo puede entender el impulso de un padre en un caso así, pero no te lleva a ninguna parte: en el mejor de los casos, a la cárcel», ha defendido.

LOS COEN Y EL FRÍO

El cineasta cree que los seres humanos son «totalmente capaces de hacer actos horribles y violentos independientemente del clima que tengan», pero al mismo tiempo también son capaces de «actos fantásticos y hermosos».

«Esa es la dualidad de los seres humanos», ha apuntado, tras negar con humor la influencia del cine de los Coen en su película –que la crítica ha comparado con ‘Fargo’–. «Yo llegué mucho antes al frío que los Coen, ellos lo han visitado pero yo vivo allí. Mi humor es mío, es lo que soy y el hecho de que ruede en el frío es porque vivo en Noruega», ha concluido.