Facebook

Martín Rosete dirige a Bruce Dern en ‘Remember me’, un pulso al Alzheimer para recuperar el amor

El cineasta español y afincado en Estados Unidos Martín Rosete dirige al actor Bruce Dern en la comedia dramática ‘Remember me’, en la que la última aventura de un mayor le lleva a echar un pulso a la enfermedad del Alzheimer para recuperar a su amor de juventud.

Juan Pablo Martín Rosete, que firma sus películas solo con sus dos apellidos, lleva viviendo 12 años en Estados Unidos, donde viajó con una beca, y el pasado mes de abril consiguió la nacionalidad. Esta es su segundo largometraje –después de su debut en 2016 con ‘Money’– que, según ha confesado, fue una oferta que no pudo rechazar «por motivos personales».

En esta película, Bruce Dern interpreta a Claude, un viudo que vive solo y que un día decide recuperar al amor de su vida: Lillian, una conocida actriz de teatro que tiene Alzheimer y está ingresada en una residencia especializada. Para alcanzar el milagro y rescatar del olvido sus recuerdos, finge tener la misma enfermedad para permanecer en el mismo centro que ella, con un amigo como único cómplice.

El Alzheimer se convierte en esta cinta en el «telón de fondo» y sirve como pasaporte para permitir que esta película pueda viajar «por todo el mundo», así como la historia de amor que cuenta, que lleva a «reconectar con el primer amor» y «atreverse a hacer cosas que pueden parecer muy locas».

A pesar de la apariencia de melodrama, Martín Rosete ha destacado que, si bien «el tema es duro», han tratado de «huir de la lágrima fácil».

Además, ha destacado el «reto» que suponía contar una historia de amor de dos personas mayores a la hora de «encontrar la audiencia» de la película, en un contexto cinematográfico que casi siempre apuesta por personajes jóvenes. «Hay muy pocas películas que estén pensadas y hechas por gente mayor. Normalmente los mayores en las películas son secundarios o jarrones que están de adorno, pero aquí llevan el peso de la trama principal, eso nos diferencia del 99 por ciento de las películas que se hacen en el mundo», ha resaltado.

Martín Rosete ha señalado, además, que han abordado el Alzheimer con «el máximo respeto», aunque se permiten hacer bromas en varias situaciones «graciosas» de la película. «Hay que atreverse a reírse de uno mismo y de la realidad que nos rodea», ha dicho.

BRUCE DERN, «CABALLO DESBOCADO» DE «INTUICIÓN BRUTAL»

El director de ‘Remember me’ es consciente de que Bruce Dern es «el sol» de la película y su participación va más allá de interpretar el papel protagonista. Tal y como ha indicado, Dern es «un genio» que ha trabajado con cineastas como Hitchcock o Tarantino a quien uno no puede enseñar «nada». «Se las sabe todas», advierte el cineasta.

Dern, quien fue muy aplaudido por su actuación en la película ‘Nebraska’, en la que interpretaba a un anciano con demencia, le pidió a Martín Rosete darle «libertad para crear y buscar», algo que se sale del trabajo habitual del director, acostumbrado a diseñar cada plano.

«Es como un potro desbocado pero es maravilloso porque tiene una intuición brutal», ha señalado, quien aplaude el resultado final del personaje, «más canalla» y lleno de «contrastes», capaz de mostrar «humor negro y cinismo» con todos los personajes excepto con su amada, ante la que «deshace como un azucarillo».

Con esta película, una coproducción entre España, Francia y Estados Unidos, Martín Rosete señala que han tratado de llevar a cabo un «modelo híbrido» entre las diferentes maneras de conseguir financiación a uno y otro lado del Atlántico, con el fin de conseguir presupuesto «de manera sencilla».