Facebook

Marlaska critica la oferta policial de PP para Barcelona y dice que cuando va por Gran Vía cambia de bolsillo la cartera

Acusa al PP de «ignorancia» y de buscar soluciones «simples» a la inseguridad en la capital catalana al querer enviar a Policía Nacional.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado hoy que él, cuando pasa por la Gran Vía madrileña, se cambia la cartera del bolsillo trasero del pantalón al delantero. El titular de Interior, que ha manifestado sentir preocupación por la inseguridad pública que se da en la ciudad de Barcelona, ha criticado que el PP busque soluciones «simples» a esa problemática al registrar una iniciativa en el Congreso para que se envíen efectivos de Policía y Guardia Civil para atajar la delincuencia.

En una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Grande Marlaska se ha referido a las declaraciones del consejero catalán de Interior, Miquel Buch, en las que apuntaba que el ‘top manta’ es un fenómeno que «genera una percepción de inseguridad».

En este sentido, el ministro ha señalado que en situaciones en las que uno pierde la concentración es donde se producen los hurtos porque para el caco es «más fácil». Así, ha reconocido por ejemplo que él cuando pasa por la Gran Vía madrileña siempre se cambia la cartera del bolsillo trasero del pantalón al delantero.

El ministro del Interior también ha respondido a la propuesta del PP de enviar más efectivos de Policía y Guardia Civil a Cataluña y ha señalado que los políticos no están para encontrar soluciones simples sino para «conocer las problemáticas de una forma seria y de futuro». Así, ha apuntado que el PP da muestras de «ignorancia» en esta materia puesto que en la ciudad condal, la Policía ya cuenta con efectivos realizando labores de Policía Judicial.

En este sentido, ha aclarado que las competencias en materia de seguridad pública en Cataluña están en manos de los Mossos d’Esquadra aunque hay una colaboración estrecha entre ambos cuerpos. Así, ha recordado la reciente operación conjunta en narcopisos de Barcelona.

LA POLICÍA URBANA CON UNA PLANIFICACIÓN CORRECTA

Marlaska ha recriminado además al PP que hable ahora de reforzar la seguridad cuando durante su Gobierno «se perdieron 12.000 efectivos entre agentes de la policía y de la guardia civil». Asegura que desde el Ministerio llevan a cabo la oferta pública de empleo más importante en diez años con tasas de reposición del 115% en Policía y del 120% en Guardia Civil, «porque para dar seguridad se deben tener agentes».

Además, ha recalcado que la seguridad en Barcelona es tan importante para el PSC que en el acuerdo de gobierno del Ayuntamiento se decidió que los socialistas catalanes asumieran la Concejalía de Seguridad. En este punto ha alabado la figura del nuevo teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, del que ha dicho que es «una de las personas que más sabe de seguridad».

CRISIS DE SEGURIDAD Y REFORMA DEL CÓDIGO PENAL

Sobre las declaraciones de éste de la semana pasada en las que apuntaba que se daba una crisis de seguridad en la ciudad condal, Marlaska ha reconocido que existe una preocupación social y ha añadido que aceptar esa realidad es un primer paso para adoptar las medidas necesarias.

Con todo, señala que reformar el Código Penal para incrementar penas cuando se da violencia e intimidación en el robo «no sería la vía» adecuada, y apunta que las reformas en todo caso no deben «hacerse en caliente». «Los robos violentos tienen una pena importante en el artículo 142 del Código Penal y los jueces cuando hay violencia e intimidación grave en robo, es habitual que dicten prisión provisional», ha añadido.