Facebook

La Fiscalía aboga por castigar a los clientes de prostitución que se «aprovechen» de víctimas de trata

Desde 2013 a 2018 se han incoado 624 diligencias de este delito con fines de explotación sexual, aunque «no son más que la punta de un iceberg».

La Fiscalía General del Estado (FGS) aboga por la tipificación penal» de los que «conscientemente se aprovechan de los servicios prestados por las víctimas de trata», tal y como recomienda la Comisión Europea en el Segundo Informe sobre la lucha contra la trata de seres humanos. Este lunes, 23 de septiembre, se celebra el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas.

El Ministerio Público presentó recientemente su memoria anual del año 2018. Según se destaca en el informe, existe una «realidad que es engañosa y contraria a la consideración de la mujer en la sociedad del siglo XXI» que se basa en afirmar que «la mujer que ejerce la prostitución lo hace porque quiere, con plena libertad», entre otras cosas.

Para la Fiscalía, también es «engañoso» afirmar que «la prostitución es una actividad laboral no reglamentada vinculada al ocio; decir que los proxenetas no son tales, sino que son empresarios del sexo; o que se pida reglamentar la prostitución como «actividad laboral» en defensa de la propia mujer y de la propia sociedad.

«Ello supone desconocer la importante expansión de la trata con fines de explotación sexual en los países que han legalizado la prostitución (por ejemplo, Países Bajos o Alemania)», recalca el Ministerio Fiscal en la memoria de 2018. Asimismo, remarca que esto «puede ser contrario a los valores de igualdad de género y proscripción de todo tipo de violencia que debieran regir» una convivencia.

Para la Fiscalía, «no puede obviarse que la prostitución, bajo el manto del proxenetismo consentido» en España «afecta fundamentalmente a mujeres extranjeras, sin recursos económicos y extraordinariamente vulnerables. «Es clara la vinculación entre el proxenetismo consentido y las manifestaciones de la prostitución de la pobreza, la marginación y la discriminación de la mujer extremadamente vulnerable», sostiene.

Así, el Ministerio Fiscal asevera que «no tiene sentido hablar de libertad sino en relación con personas que se encuentran en igualdad de oportunidades y situación». «Una vez más queda acreditado por la experiencia que las mujeres que ejercen la prostitución bajo la dependencia y dirección de un tercero no han tenido las mismas posibilidades de opción que cualquiera del resto de mujeres», remarca.

En este sentido, según apunta la Fiscalía en el informe, «sólo tipificando» todas las manifestaciones del proxenetismo se vislumbrará el inicio del camino que conduzca a acabar con la trata de mujeres para ser esclavizadas en la prostitución.

TRATA «GRAVEMENTE ASENTADA EN ESPAÑA»

Tal y como se expone en la memoria, la Unidad de Extranjería de la Fiscalía constata que en la actualidad la trata de mujeres con destino a la prostitución «está gravemente asentada» en España.

Según recuerda, en España el delito de trata de seres humanos está tipificado. Desde el año 2013 a 2018, se han incoado por la Unidad de Extranjería 624 diligencias de seguimiento del delito cometido con fines de explotación sexual, de las que todavía siguen en tramitación 288.

Eso sí, apunta que los casos que desembocan en la incoación de diligencias «no son más que la punta de un iceberg». De hecho, tal y como expone, un ejemplo «muy clarificador» de estos es que el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO) del Ministerio de Interior consideró la localización o detección de más de 10.000 víctimas en riesgo de trata referidos sólo al año 2017, mientras que la Fiscalía las ha reducido ese año a 155.

Según se plasma en la memoria, de 2013 a 2018 constan identificadas como víctimas de trata de seres humanos 1.181 personas (1.034 mujeres mayores de edad; 127 mujeres menores de edad; 13 mujeres con discapacidad cognitiva; 6 hombres mayores de edad y 1 hombre menor de edad).

Las víctimas mujeres mayores de edad proceden de África (308), de América (218), de Asia (169) y de Europa (331), aunque hay ocho en las que no se ha determinado la nacionalidad. Por otro lado, las víctimas mujeres menores de edad proceden de África (42), de América (25), de Asia (3) y de Europa (57).

Fueron localizadas en situación de grave riesgo 339 mujeres africanas, 217 americanas, 42 asiáticas, 667 europeas y 75 cuya nacionalidad no ha podido determinarse, según el informe del Ministerio Público.

Según explica, las víctimas identificadas y buena parte de las víctimas en situación de grave riesgo quedan bajo el Estatuto de la víctima del delito y, en su caso, del régimen jurídico de protección de testigos. Sin embargo, la Fiscalía avisa de que las víctimas extranjeras potenciales «quedan bajo una cobertura de muy dudosa eficacia».

Desde UGT, han reclamado una ley integral contra la trata que garantice «la protección de todas las víctimas» y ha pedido que se penalice el proxenetismo y los locales destinados a ejercer la prostitución.

Con motivo del Día Internacional contra la Trata, UGT subraya «que el proxenetismo en cualquiera de sus formas es un elemento que facilita la trata de personas, especialmente mujeres y niñas, con fines de explotación sexual».

Según datos de la ONU, el 96% de las víctimas de trata con fines de explotación sexual en el mundo, son mujeres y niñas. La OIT cuantifica en 4,8 millones de personas las víctimas de la explotación sexual forzosa en todo el mundo, el 14% de ellas en la región de Europa y Asia Central.