Facebook

Marlaska insta a los ciudadanos denunciar «inmediatamente» la desaparición de una persona sin esperar 24/48 horas

Anuncia que los pantallas multiinformación de bancos, cajeros automáticos y autobuses emitirán también las alertas de personas desaparecidas

. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha subrayado este martes 17 de septiembre que «contrariamente a una creencia muy extendida» no es necesario esperar 24 o 48 horas para denunciar la desaparición de una persona sino que se debe informar «inmediatamente» a las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado porque las primeras horas son «cruciales» para resolver el caso de «forma feliz».

Así lo ha puesto de manifiesto durante la inauguración de las primeras jornadas formativas dirigidas a la Red de especialistas policiales ante casos de personas desaparecidas. Según datos de Interior, desde el año 2010 se han presentado en España 174.883 denuncias por desapariciones de personas, de las que han sido resueltas el 93%. El 55% de estas desapariciones se resuelven en los tres primeros días, el 22% entre los 4 y los 10 días, el 11% entre los 11 y los 30 días, y el 12% una vez que han transcurrido más de 30 días.

El titular de Interior ha destacado la «importancia» de la labor de los medios de comunicación para contribuir al éxito de una investigación ante la creciente repercusión que este tipo de casos tiene en la prensa.

«Es enormemente importante que extreméis el rigor en las informaciones para no incrementar el dolor inmenso y la angustia de los familiares –ha dicho–. Quiero pediros ayuda una vez más para que difundáis un mensaje importante: en contra de una creencia muy extendida, no es necesario esperar 24 o 48 horas para denunciar la desaparición de una persona, bien al contrario, se debe informar a la Guardia Civil o a la Policía inmediatamente porque se ha demostrado que las primeras horas son cruciales para poder atajar y resolver de forma feliz las desapariciones».

Posteriormente, el ministro ha insistido en el «papel esencial y muy importante» de los medios de comunicación y ha pedido que haya una información y un tratamiento «más exhaustivo y más claro y no buscando ninguna otra finalidad» sino la de ayudar a la investigación y a la correcta conclusión de los hechos.

En materia de información, también ha asegurado que uno de los retos del Centro Nacional de Desaparecidos es la mejora del sistema de alerta e información a la población cuando desaparece una personas, especialmente si pertenece a un colectivo vulnerable, como los niños, discapacitados o personas mayores.

En esta línea, ha afirmado que van a renovar el convenio de colaboración con los medios de comunicación para la emisión de las alertas y ha anunciado que también aprovecharán los actuales medios de información a la población mediante pantallas multiinformación que se pueden encontrar en agencias bancarias, cajero automáticos o medios de transporte.

ATENCIÓN A LAS FAMILIAS

Además, ha asegurado que la mejora en la atención a las familias es uno de los ejes primordiales en los que debe trabajarse y una «prioridad». «Debemos entender la angustia, la desesperación, incluso la incomprensión hacia nuestro trabajo que puede llegar a sentir la familia de una persona desaparecida. Necesitan apoyo y seguridad y tenemos la obligación de proporcionárselo», ha añadido.

Marlaska también ha recordado que el pasado mes de febrero firmó un acuerdo con el Ministerio de Justicia para interconectar datos policiales y de los institutos de medicina legal y ciencia forense y que ya se está trabajando en la identificación de restos humanos sin identificar mediante la comunicación electrónica de la información pertinente.

RESULTADOS DE UN NUEVO ESTUDIO EN OTOÑO

Igualmente, ha avanzado que este mismo otoño estarán en disposición de presentar a las asociaciones de víctimas y familiares un estudio en el que se viene trabajando «desde hace meses» con un equipo universitario. La investigación consiste en analizar atestados policiales realizados por desaparición de personas para conocer detalles precisos con los objetivos de analizar variables que puedan determinar indicadores de riesgo para ser utilizados por las fuerzas de seguridad en la búsqueda de personas desaparecidas.

Marlaska se ha comprometido a redimensionar el Centro Nacional de Desparecidos y ha destacado la aprobación este año del Protocolo de Actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ante casos de Personas Desaparecidas, un texto cuyo objetivo es servir de base para los miembros de los cuerpos policiales cuando tengan que hacer frente a una desaparición.

ESTATUTO DEL DESAPARECIDO SI HAY GOBIERNO

Por último, el ministro ha recalcado que uno de los desafíos más importantes que tiene el centro es impulsar un estatuto de los desaparecidos, un petición, según ha asegurado, que viene de lejos por parte de las asociaciones de familiares. «Esperemos que la constitución del nuevo Gobierno permita acordar este proyecto en el que el centro nacional jugará un paple central y de coordinación de los agentes implciados», ha recalcado.

La Red de Responsables Policiales ante casos de Personas Desaparecidas se constituyó en marzo de este año y forma parte de las medidas puestas en marcha por el Ministerio del Interior con el objetivo de mejorar la eficacia en las investigaciones que se desarrollan en este ámbito.

Para su constitución, ambos cuerpos policiales designaron en cada provincia a una persona responsable para el control y seguimiento de las actuaciones en relación con las personas desaparecidas. La persona designada tiene, entre otros cometidos, el de coordinar la actuación policial en los dispositivos de búsqueda, servir de enlace con otros cuerpos policiales y ser el interlocutor con los familiares de desaparecidos y las asociaciones que los representan.