Facebook

Sánchez exhibe la unidad del PSOE ante el «riesgo cierto» de elecciones con un mitin en Toledo

El presidente de Castilla-La Mancha le respalda para que no acepte una investidura «a cualquier precio».

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha exhibido este sábado desde Toledo el apoyo con el que cuenta dentro de su partido para enfrentarse a una repetición de las elecciones el 10 de noviembre antes que conformar un Ejecutivo inestable de la mano de Unidas Podemos.

En una intervención ante centenares de alcaldes, concejales y representantes municipales del PSOE congregados en el Palacio El Greco, Sánchez ha cargado sobre la formación de Pablo Iglesias toda la responsabilidad de evitar la repetición de los comicios.

«Tenemos los votos (…), los escaños, el programa común progresista. Lo único que necesitamos, y es a lo que invito a Podemos, a que dé un paso al frente, desbloquee y tengamos una investidura para una legislatura progresista y gobierno progresista», ha reclamado.

Sánchez no sólo busca que Podemos le permita superar la investidura, sino que se comprometa a garantizar la estabilidad de su gobierno, de ahí que le haya ofrecido acordar un programa común con 370 medidas que, dicen los socialistas, están dispuestos a pactar, pese a que se lo han dado ya muy definido. Antes que conformar un Ejecutivo inestable que se vea abocado a convocar elecciones en seis meses o un año, la cúpula del PSOE traslada que es preferible repetir las elecciones ahora.

Esta convicción, extendida en el seno del partido y que por tanto trasciende al entorno más próximo a Sánchez, se encargó de verbalizarla el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha agradecido a Sánchez no estar pensando en «mañana», sino en «pasado mañana».

«La gente hoy valora que no quieras ser presidente de cualquier manera y a cualquier precio», ha subrayado García-Page, que asegura que los socialistas no quieren repetir unas elecciones que ya ganaron ni dar «segundas oportunidades para la extrema derecha». «Lo que queremos es normalidad institucional y una agenda progresista» que el PSOE, ha dicho, está dispuesto a pactar con otros partidos.

Ahora bien, García-Page también ha dejado claro que el PSOE, aunque no quiera elecciones, «siempre está preparado si hay que pedir de nuevo la confianza de la gente». «Deseamos que mantengas esta seguridad. No investidura a cualquier precio», ha reiterado a Sánchez.