Facebook

Céline Sciamma dirige ‘Retrato de una mujer en llamas’: «Las mujeres han sido borradas de la historia del arte»

  • Written by:

La cineasta Céline Sciamma estrena este viernes 18 de octubre en los cines españoles ‘Retrato de una mujer en llamas’, un homenaje a las mujeres que han sido ignoradas en la cultura. «Las mujeres han sido borradas de la historia del arte», ha afirmado este miércoles la cineasta en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de su visita a España.

‘Retrato de una mujer en llamas’, una historia de amor entre dos mujeres protagonizada por Noémie Merlant y Adéle Haenel, fue galardonada en la pasada edición del Festival de Cannes con el premio a mejor guion y formó parte de la sección Perlas en el Festival de San Sebastián.

La película se desarrolla en la Bretaña francesa, a finales del siglo XVIII. Marianne es una pintora que debe realizar el retrato matrimonial de Héloïse, una joven que acaba de dejar el convento y que se ve obligada a aceptar una boda que no desea, por lo que se niega a posar. La artista tendrá que hacerse pasar por su dama de compañía para observarla y pintar de noche.

El primer «deseo» de la directora era llevar a la gran pantalla «una historia de amor». Mientras que en sus anteriores películas su objetivo era plasmar un «descubrimiento», aquí Sciamma quería «consagrar un diálogo amoroso» de dos adultas y mostrar «un amor vivido».

Sciamma quería también dar un «presente» a las «mujeres del pasado», así como «salir de las convenciones» y ver una historia del pasado de una forma «más radical», para «renovar y reformar» las representaciones de los amores entre mujeres, y contribuir así a eliminar una «vacío de imágenes».

Además, la cineasta eligió ese momento de la historia del arte en el que había «cientos» de pintoras que «hacían carrera, eran solidarias y estaban politizadas», algo que ignoraba, como el resto del público, y que pensó que era «extremadamente contar». «Las historias que no han sido contadas pertenecen al presente», ha señalado.

Por ello, Sciamma hace un «homenaje» a unas artistas que «siempre han existido pero que han sido borradas de la historia del arte». Sobre este asunto, la cineasta ha señalado que lo más impactante fue darse cuenta de las imágenes y representaciones que faltan en la vida. «¿Cómo es posible que no se vean abortos? Es lo que ocurre cuando las mujeres no pueden ser artistas», resalta.

Además, también aborda la «dinámica del pintor y la modelo», que se convirtió en la «única oportunidad» para muchas mujeres de entrar en los estudios de los artistas y que, además, «ha sido mal contado» porque se transmitió que eran «objeto de fetichismo».

«LAS CARRERAS DE LAS CINEASTAS SON MENOS LARGAS»

Preguntada por su experiencia en el mundo del cine, Sciamma ha señalado que procede de un medio «muy privilegiado», como es el cine, y de un país, Francia, que hace películas con «un sistema proteccionista muy fuerte» y que aporta fondos públicos. Además, y aunque el país galo cuenta con la tasa más grande de directoras (25%), afirma que no ha habido una evolución de las cifras.

En este sentido, ha señalado que en líneas generales «la carreras de las mujeres son menos largas», entran «poco» en el patrimonio y tienen menos reconocimiento, algo que, a su juicio, se aprecia en la poca notoriedad que han tenido las mujeres precursoras del cine.