Facebook

David Trueba publica ‘El río baja sucio’: «Una sociedad que espera un salvador caerá seducida por el fascismo»

David Trueba publica ‘El río baja sucio’ (Siruela), una novela de iniciación en la que, a través de unos adolescentes que miran al futuro y unos adultos que se ven reflejados en ellos, aborda la frustración, la complejidad de la existencia y la búsqueda de los ideales.

«Si una sociedad está esperando a que llegue un salvador, es una sociedad que va a caer seducida por el fascismo», ha afirmado este miércoles el escritor y cineasta durante la presentación ante la prensa de esta novela, en referencia a la reflexión que hace uno de sus personajes, que afirma que «los superhéroes son fascistas».

Tras cerrar un ciclo hace dos años con ‘Tierra de Campos’, Trueba ha afirmado que los aspectos autobiográficos están diluidos en esta novela y que «ser padre» le ha ayudado a narrar estas relaciones entre adolescentes y adultos, aunque ha reconocido que «lo más autobiográfico» de sus relatos es su lucha por combatir sus propios «prejuicios».

En este sentido, Trueba entiende que la «obligación del escritor» es llevar al lector a ser «más compasivo con su mirada» porque las personas son «cuidadosas con sus propios sentimientos pero no con los de los demás», motivo por lo que, «en contra de lo que dicen», «la novela y la ficción son la cosa más necesaria».

El autor ha reconocido que en su juventud se equivocó y que incluso fabricó «ideales», pero le reconcilia el hecho de haber conseguido sus sueños de adolescente. «Se fundieron el placer de leer y el de contar cosas. Una de las cosas más gratas es vivir de tu vocación juvenil», ha dicho.

ECOLOGISMO: BUSCAR LA NATURALEZA EN EL MUNDO TECNOLOGIZADO

Uno de los aspectos sobre los que Trueba habla en ‘El río baja sucio’ es el «redescubrimiento de la naturaleza» por parte de los jóvenes en un mundo «demasiado tecnologizado», en el que los juegos no tienen relación con ella y en el que «los veranos de bici y río están lejos de ser lo que tienen hoy».

«Hablan de ecología cuando quieren hablar de naturaleza, quieren reencontrarse con ella, con su ciclo, porque ahí están las respuestas y lo demás es angustia existencial», ha dicho el escritor, quien también hace referencia a los «jóvenes inconsecuentes», que están «despistados entre su modo de vida y lo que reivindican a sus abuelos».

«Uno no puede vivir de espaldas a la sociedad del consumo, porque es nuestro río, y nuestro río baja sucio. Lo ideal es encontrar la manera de que en el río sucio de la vida podamos seguir sintiéndonos limpios», ha afirmado el escritor, quien reivindica el «vínculo» con el origen para «reposar» y mirar al futuro.

Otro de los asuntos que aborda en estas páginas es que «la sociedad no sabe manejar la frustración» de las personas. «Se ha tirado la toalla, el camino a la pena de muerte es brutal», ha señalado en referencia a uno de los personajes de este libro que, al igual que el escorpión, tiende a autolesionarse cuando está rodeado por el fuego.

Sobre el aspecto simbólico del título de su nueva novela, Trueba también ha aludido a la justificación hoy en día de comportamientos sexuales en «otros tiempos». «Eso es para mí el río baja sucio: aunque en aquel tiempo era lo habitual, no pensemos que no había gente que no se comportaba así», ha dicho.