Facebook

El Consejo General de Economistas rebaja al 1,9% su previsión de crecimiento para este año

El Consejo General de Economistas de España ha rebajado desde el 2,2% hasta el 1,9% su estimación de crecimiento del PIB para este año, tras conocer la desaceleración de la economía española tanto en el primer como en el segundo trimestre.

Así lo ha trasladado el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, durante la presentación del Observatorio Financiero ‘Informe septiembre 2019’ (relativo al segundo cuatrimestre de 2019), elaborado por la Comisión Financiera de dicho Consejo General y que ha contado con la vicepresidenta tercera del Congreso, Ana Pastor.

Durante la presentación, se han repasado los principales índices macroeconómicos haciendo especial hincapié en la actualización de los datos de la Contabilidad Nacional, que ha provocado un ajuste negativo en el PIB del primer trimestre del presente año, del 0,7% al 0,5%. A esto hay que añadir que el crecimiento de segundo trimestre ha sido del 0,4%, una décima menos que el estimado, situando el crecimiento interanual del PIB en junio en el 2,0%.

De esta forma, según las previsiones expuestas en el Observatorio, el PIB se incrementará el 1,9% a final de año, considerando que en el tercer y cuarto trimestre el crecimiento no sea inferior al 0,5%, en cuyo caso sí sería «preocupante» y haría revisar a la baja las proyecciones, tanto de este año como en el próximo.

En su intervención, Valentín Pich, ha incidido en que el debilitamiento de las inversiones y del consumo, la desaceleración de la industria, así como la reducción del ritmo de creación de empleo, alertan sobre la «urgente necesidad» de abordar reformas estructurales paralizadas por la actual situación institucional que vive España.

DETERIORO DEL EMPLEO

El presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas, Antonio Pedraza, añadió, asimismo, que desde el mes de mayo se viene vislumbrando un deterioro en el crecimiento de la creación de empleo. «La caída del ritmo de crecimiento del empleo hace que bajen nuestras previsiones sobre el consumo, elemento clave por su elevado peso en nuestro PIB, con el desplome en ocho décimas del consumo privado durante el presente año», advirtió.

En referencia al entorno internacional, el coordinador del Observatorio, Salustiano Velo, manifestó que la escalada de las tensiones comerciales y tecnológicas entre EE.UU. y China, el proceso del Brexit y las tensiones geopolíticas derivadas «de la política agresiva de Trump» no ayudan en el panorama económico mundial, dado que los riesgos para las expectativas de crecimiento se han incrementado a lo largo del 2019.

Otros aspectos a tener en cuenta que se han puesto de manifiesto durante la presentación del Observatorio han sido el descenso interno de la confianza empresarial y del exterior, que conlleva la caída de las inversiones extranjeras productivas, constatable desde el primer trimestre.

Asimismo, los economistas han advertido de que la reciente quiebra de Thomas Cook es otro elemento preocupante para el sector turístico, lo que unido a la recuperación de destinos alternativos del Mediterráneo, hacen prever un posible estancamiento en el crecimiento del turismo en España.