Facebook

Las ONG piden más contundencia y ambición y garantías a su participación tras la declaración de emergencia climática

Las ONG ambientales celebran que el Ejecutivo, en su tercer Consejo de Ministros, haya declarado la «emergencia climática y ambiental» en España y su compromiso a aprobar cinco medidas estratégicas en los próximos cien días, pero consideran que los compromisos que están en el texto aprobado este martes no se corresponden con una respuesta «contundente», lo «suficientemente urgente y ambiciosa», de acuerdo con el objetivo de frenar el aumento de la temperatura global hasta 1,5ºC.

La portavoz de Amigos de la Tierra, Teresa Rodríguez, ha celebrado la declaración de emergencia pero estima que es el momento de elevar la emergencia a todo el país y reconocer la «grave situación en la que se encuentra el planeta, los seres vivos y ecosistemas, tal y como evidencia la comunidad científica».

En ese sentido, Rodríguez ve «indispensable el compromiso de todos los sectores y plantear medidas transversales para lo que exige en declaraciones a Europa Press una «hoja de ruta» con objetivos «más ambiciosos» y medidas adecuadas a la altura del problema en un contexto en el que las emisiones de CO2 siguen en ascenso.

Además, el coordinador estatal de Ecologistas en Acción, Francisco Segura, ve «importante» la declaración porque supone «asumir un problema de enorme trascendencia» pero reclama que las medidas que se adopten en la Ley de cambio climático sean «suficientemente ambiciosas» para reducir las emisiones de forma coherente con la ciencia.

«La declaración es un paso adelante pero claramente insuficiente. Aunque los cambios expuestos parezcan revolucionarios son realmente moderados y así se hará muy complicado conseguir una reducción suficiente de las emisiones de CO2», ha subrayado a Europa Press Castejón, que apunta que la «clave» estará en los detalles y en cómo se concretan las 30 medidas anunciadas. De momento, insiste, los compromisos están «muy lejos de la ambición necesaria» que la ONG exige.

En la misma línea, el director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, aplaude que el Gobierno recoja el guante de la declaración aprobada por el Parlamento la anterior legislatura pero advierte de que «emergencia climática debe ser más que dos palabras».

En ese sentido, se queja de la falta de información que tienen las ONG ambientales sobre el contenido del proyecto de Ley de Cambio Climático. Asimismo, observa «con preocupación» en declaraciones a Europa Press los años de retraso en esta materia y que los objetivos del borrador conocido plantean una reducción «insuficiente» de emisiones del 20 por ciento cuando para la ONG al menos es necesario llegar a un 55 por ciento en 2030 para cumplir con el Acuerdo de París.

«La orientación es adecuada pero no es suficiente. Esta debe ser una de las primeras leyes a debatir en el Parlamento», insiste el responsable de Greenpeace, que exige además «con urgencia» que «no se hurte el derecho de la ciudadanía a participar».

En ese sentido, celebra el anuncio de una asamblea ciudadana realizado por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que articulará la participación pero insta a que esto se haga sin menoscabo de los órganos de participación ciudadana que ya existen.

«Queda mucho por recorrer. Vamos a ser muy exigentes. Hay que concretar las medidas y ambición en las que Greenpeace seguirá insistiendo para que la declaración de emergencia climática no se quede en palabras vacías», ha manifestado Rodríguez, que ha mostrado sus «discrepancias» con el Gobierno en los objetivos y calendario de acción.

En definitiva, insiste en que en una situación de emergencia climática hay que ser «necesariamente más contundente y actuar con rapidez y los recursos suficientes». «Necesitamos buenas acciones no buenas intenciones. Si no, no podemos hablar de emergencia climática», ha sentenciado.

En la misma línea, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha celebrado también la declaración de emergencia climática «con celeridad» tras la conformación del nuevo Gobierno, que permite hacer realidad lo que pidió el Parlamento el año pasado. Si bien, quiere que esta declaración suponga de verdad una «llamada a la acción climática urgente y coherente».

EMERGENCIA TAMBIÉN EN BIODIVERSIDAD

Ruiz pide que, ahora que por primera vez hay una Vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico, se ponga «en el lugar que corresponde» la lucha contra la pérdida de biodiversidad.

«No solo reclamamos una ley de cambio climático sino el cumplimiento escrupuloso de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad que es el mejor aliado en la lucha contra el cambio climático», ha manifestado a Europa Press, al tiempo que ha pedido un nuevo plan de biodiversidad, puesto que el actual venció en 2017, porque es «imposible» una transición ecológica justa si se olvida la biodiversidad.

Al respecto, considera que la mejor manera de afrontar y acelerar la transición ecológica justa y frenar la despoblación es contar con la biodiversidad mediante medidas como una fiscalidad verde que atienda los desafíos ambientales y sociales. «Hoy empieza la emergencia climática. Hoy mismo empezamos a actuar», ha apostillado.

Por su parte, el secretario general de WWF, Juan Carlos del Olmo, ha felicitado al Gobierno y opina que es una «medida importante» y le parece «muy bien» que sea una de las primeras actuaciones del nuevo Gobierno porque está «en coherencia» con lo que había ya anunciado, pero cree que «España debe ir mucho más allá en sus objetivos climáticos» porque está «muy amenazada».

Del Olmo coincide con su compañero de Greenpeace en reclamar más participación de las ONG en la elaboración de la Ley de Cambio Climático y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y exige mayor ambición y rapidez, la que cree que «España puede y debe tener».

En este momento, recuerda que cuando se anunció el PNIEC y el borrador de la Ley las empresas de carbón no habían anunciado su cierre súbito, por lo que cree que el Gobierno tiene ahora más margen de actuación. Por ello, estima que tener una Vicepresidencia ofrece «la oportunidad» de que los sectores difusos revisen sus aportaciones.

Igualmente, ha insistido a Europa Press en que espera que el Gobierno tenga en cuenta a las ONG de defensa del medio ambiente en la elaboración de contenidos. Por último, ha recordado a la ministra Teresa Ribera que existen una serie de herramientas «consolidadas» como el Consejo Nacional del Clima o el Consejo Nacional de Medio Ambiente, cuya participación pública «está regulada por ley».