Facebook

El PP pide que comparezca Campo y avisa que vigilará que Justicia «no cuele indultos por puerta de atrás»

Santamaría acusa al ministro de 12 días de «inacción» que ahora empieza a «subsanarse» con el reparto de mascarillas o geles

. El portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Justicia del Congreso, Luis Santamaría, ha solicitado este jueves la comparecencia urgente del ministro Juan Carlos Campo para explicar las medidas que ha tomado su Departamento para combatir el coronavirus en el ámbito de la Justicia, después de su «inacción» en los primeros 12 días del estado de alarma. Además, ha avisado de que su partido estará vigilante para que el Gobierno «no cuele indultos por la puerta de atrás».

En declaraciones a Europa Press, Santamaría ha expresado su «reconocimiento y admiración» a las personas que trabajan en el campo de la Justicia, un servicio público «esencial», y ha recalcado que merecen hacerlo con «todas las garantías para la salvaguarda de su salud».

«Proteger a nuestros profesionales debe ser la primera prioridad del Ministerio y del ministro, por encima de otras cuestiones cómo abrir la puerta a los indultos», ha advertido Santamaría, en alusión a la orden por la que el Ejecutivo reanuda todos los procedimientos para solicitar y conceder la gracia del indulto a pesar del estado de alarma en el que se encuentra el país y a la suspensión de los plazos administrativos.

Ante este paso, el portavoz de Justicia del PP en la Cámara Baja ha anunciado que su partido estará «muy vigilante para que no se cuelen por la puerta de atrás indultos» que, según ha dicho, «responden a los compromisos asumidos por el presidente del Gobierno en su investidura» tras sus acuerdos con los independentistas.

Santamaría ha solicitado que la comparecencia del ministro de Justicia se produzca en el seno de la Comisión de Seguimiento sobre la crisis del coronavirus, un órgano que, según ha subrayado, han reclamado tanto por el presidente del PP, Pablo Casado como su portavoz parlamentaria en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

AFEA QUE NO HAYA INFORMADO A LOS GRUPOS

El diputado valenciano ha asegurado que, «por lealtad», no ha querido manifestar hasta ahora su «profundo malestar» con el ministro de Justicia ya que, según ha dicho, esperaban «más y mejor gestión de esta crisis y más respeto» informando «periódicamente a los portavoces parlamentarios sobre las medidas que han ido adoptándose desde que comenzaron a verse afectadas las primeras sedes judiciales».

Así, ha señalado que desde que se declaró el estado de alarma «han pasado doce días hasta conocer la primera decisión del ministro». «Doce días de indolencia e inacción que ahora comienzan a subsanarse con un reparto de mascarillas, geles y guantes que, aunque bienvenidos llegan tarde y en cantidad insuficiente», ha apostillado.

Santamaría, que fue consejero de Justicia en la Generalitat valenciana, ha indicado que el ministro de Justicia «sabe desde el 30 de enero que España se enfrenta a una emergencia internacional de salud pública y que faltaban medios de protección».

«Desde el 30 de enero han pasado casi dos meses. Un tiempo imprescindible en el que se podía haber garantizado perfectamente la seguridad y salud de los trabajadores y usuarios de la Administración de Justicia», ha enfatizado.

PIDE AL MINISTRO ESCUCHAR A LOS PROFESIONALES DE LA JUSTICIA

En este sentido, ha subrayado que «no es de recibo ni propio» de un gran país como España que la Comisión de Coordinación de la Administración de Justicia para la lucha contra el coronavirus se constituyera el viernes 19 de marzo, «cinco días después de declararse el estado de alarma».

Es más, ha dicho que la primera decisión del Ministerio de Justicia se adoptó el 23 de marzo, «nueve días después y con cerca de 50.000 contagiados más», y ha subrayado que consistió «únicamente en dotar de mascarillas al usuario/justiciable/detenido con algún tipo de afección respiratoria», algo que ha calificado de «indignante».

Por eso, ha solicitado a Campo que «escuche a los profesionales, que centre sus prioridades en garantizar su salud y su seguridad, que apueste por el teletrabajo, que no se olvide del registro civil, del turno de oficio y que comience a trabajar para que el servicio de justicia recupere la normalidad una vez pase la crisis sanitaria». «Para todo ello encontrará la mano tendida del Partido Popular», ha declarado a Europa Press.