Facebook

Cáritas atiende a más de 9.200 mayores en domicilios y residencias, y denuncia «desprotección»

Cáritas está atendiendo a más de 9.200 personas mayores durante la pandemia del coronavirus, 2.456 de ellos en 32 residencias, donde la organización denuncia «desprotección» por la carencia de material sanitario, y 6.789 en sus propios domicilios, tanto en áreas rurales como urbanas.

Actualmente, 25 Cáritas Diocesanas en toda España cuentan con centros residenciales o centros de día, que integran una red estatal formada por 32 residencias en las que se atiende a 2.456 personas mayores. Cáritas asegura que «todos estos recursos residenciales siguen los protocolos indicados por el Gobierno y han adaptado sus normas de funcionamiento a las exigencias de prevención y aislamiento ante el coronavirus».

Si bien, denuncia que «muchos de ellos se enfrentan a un problema generalizado de esta crisis, como es la desprotección a la que están expuestos los residentes y el personal encargado de su atención ante las carencias de material sanitario». Para responder a este reto, Cáritas ha distribuido entre todos sus proyectos: 20.000 guantes, 55.000 mascarillas, 600 litros de gel hidro-alcohólico y 2.000 litros de líquido desinfectante de superficies.

Junto a esta red de centros residenciales, otras 30 Cáritas Diocesanas llevan a cabo programas de acompañamiento a 6.789 personas mayores en sus propios domicilios, tanto en áreas urbanas como en zonas rurales. La mayoría de estos programas de Cáritas se han reformulado para reforzar el acompañamiento telefónico o por videollamada, porque, en muchos casos, según precisa la organización, «lo más importante es estar y escuchar».

En este trabajo de acompañamiento domiciliario está siendo fundamental, según precisa Cáritas, el compromiso de los cerca de 7.000 voluntarios implicados en las acciones de acompañamiento a personas mayores, «que en su gran mayoría viven solos». Cáritas también destaca que muchos de sus voluntarios son también personas mayores. En concreto, más del 50% de los 85.000 voluntarios de la institución tienen más de 65 años y la organización pone de relieve que todos ellos «continúan su labor solidaria desde sus casas».

PIDE APOYO A LAS ADMINISTRACIONES

En esta situación, la institución ha apelado al apoyo «indispensable» de las Administraciones para responder adecuadamente a las necesidades de estas personas, «tanto en colaboración de personal sanitario y técnico como en las medidas de protección físicas para garantizar su atención, y en la realización de test para descartar a las personas que tienen el virus aun siendo asintomáticas o con sintomatología».

Asimismo, pide el apoyo de los poderes públicos «para las tareas de limpieza, de desinfección y todas aquellas que aseguren la vida digna de las personas, incluyendo el contacto con sus familiares y el acompañamiento en las pérdidas». También subraya la importancia de «que el Estado no solo delegue en el tercer sector social determinadas tareas, sino que reafirme, sobre todo en estas circunstancias extremas, su papel de garante de derechos».

De cara al fin del estado de alarma, Cáritas pide impulsar un debate «que permita reconstruir la acción social y la colaboración público-privada» y apunta que una de las claves del mismo tiene que ver con «la activación de redes y procesos que acompañen a las personas mayores que viven en situaciones de soledad no deseada o se sienten solas en diferentes contextos».

Asimismo, considera imprescindible «poner sobre la mesa la función que desempeñan los centros residenciales para garantizar esa vida digna y cómo ha de articularse la colaboración público-privada para que realmente sean lugares que defiendan y protejan en derecho a la vida» y «el reconocimiento social, laboral y legal de los trabajos de cuidados».

Aquellas personas que deseen contribuir con la campaña de Cáritas Española para hacer frente a la emergencia por el COVID-19, pueden hacerlo a través de las siguientes cuentas corrientes: Santander (ES62 0049 1892 62 2313290223), Caixabank (ES71 2100 2208 3402 0031 3871), Bankia (ES16 2038 1010 6460 0068 7202), Sabadell (ES37 0081 0216 7700 0131 5935), Ibercaja (ES11 2085 9298 7203 3032 2960). También se pueden hacer donativos a través de Bizum con el código 00089 o en el teléfono 900 33 99 99.