Facebook

PP vasco acusa a PNV y EH Bildu de «pervertir el espíritu de los balcones» en la celebración del Aberri Eguna

Critica que «vuelvan a utilizar símbolos que son de todos para dividir a los vascos entre independentistas y no independentistas».

La presidenta interina del PP vasco, Amaya Fernández, ha acusado este sábado al PNV y a EH Bildu de «pervertir el espíritu de los balcones con intereses políticos y rupturistas», después de que ambas formaciones nacionalistas hayan anunciado su intención de celebrar el Aberri Eguna desde las terrazas de las casas el domingo al mediodía.

Fernández ha recordado que «Euskadi atraviesa por una situación complicada» y cree que «no necesita que partidos como PNV o Bildu perviertan el espíritu de los balcones con intereses políticos y rupturistas».

«Los balcones han sido y son el símbolo de unión entre miles de vascos, que hemos dejado a un lado nuestras diferencias para volcarnos en lo importante y en lo que nos une», ha destacado.

La dirigente popular ha apuntado que «ese espíritu de los balcones debería ser respetado y no instrumentalizado para dividir a los vascos». «PNV y Bildu vuelven a utilizar símbolos que son de todos para dividir a los vascos entre independentistas y no independentistas, cuando lo que deberían hacer es dejar a un lado sus intereses rupturistas, dejar tranquila a una ciudadanía que ha sabido unirse en la dificultad», ha apuntado.

«TIEMPO DE UNIÓN, NO DE DIVISIÓN»

A su juicio, ahora «es tiempo de unión, no de división». «El independentismo debe dejar de interferir en la vida de los vascos para instrumentalizar símbolos que son de todos y para pervertir el espíritu de solidaridad y unión que ha nacido de una crisis sin precedentes. Si hay partidos que no van a sumar, al menos que no molesten», ha emplazado.

Amaya Fernández ha apuntado que, para los independentistas, «la diversidad de la sociedad es un problema, no un activo». «Lo que es un problema es no tener espacios comunes de encuentro. Hay que respetar los espacios comunes de encuentro que la sociedad crea. Tenemos que defender a las personas y sus proyectos vitales», ha concluido.