Facebook

Fiscalía advierte a los menores de que hacer botellón durante la desescalada puede conllevar sanción penal

El Fiscal de Sala Coordinador de Menores, Javier Huete, ha advertido a los menores entre 14 y 17 años de que hacer botellón aprovechando las medidas de desconfinamiento, no solo es «una temeridad» y puede «aumentar el riesgo de contagio» sino que además puede conllevar «una sanción penal». Este fin de semana, la Policía Municipal de Madrid disolvió casi 70 pequeños botellones en los que participaban grupos de jóvenes por toda la capital.

«Desde luego, es un ejemplo absolutamente inapropiado para los menores, no es la forma de iniciar un desconfinamiento, hay muchas personas asintomáticas y efectivamente los jóvenes pueden ser vectores de contagio. Una situación como la que se ha visto en los medios de comunicación entre mayores de edad, reproducida entre menores de edad, que probablemente buscan lugares menos abiertos, aumentará el riesgo de contagio, es una temeridad por parte de estos chicos no atender a estas recomendaciones», ha explicado Javier Huete en declaraciones a Europa Press.

A su juicio, parece que no se ha hecho «suficiente pedagogía» y ha aclarado a los jóvenes que las medidas de restricción de movilidad se han tomado precisamente para protegerles. «El primero que es responsable de protegerse es el propio menor. Los chicos primero tienen que pensar en eso», ha subrayado.

«Hay que demostrar que se tiene un poco de cabeza y huir de esas posibilidades de contagio que van a escapar al control de los chicos por mucho que ellos piensen que no pasa nada», ha advertido.

Además, a los menores de 14 a 17 años les ha recordado que si incumplen las medidas de confinamiento reiteradamente incurrirían en un delito de desobediencia y puede conllevar una sanción penal.

Precisamente, el Fiscal de Sala Coordinador de Menores comunicó hace unas semanas a todos los fiscales de menores de España que deberán abrir expediente a los menores a partir de 14 años que se salten más de una vez las medidas de confinamiento decretadas por la pandemia del coronavirus COVID-19, porque al reincidir se considera delito de desobediencia.

Así se lo comunicó Javier Huete a los fiscales de menores ante las consultas que le trasladaron sobre la forma de actuar con aquellos niños de 14 años o más que se saltaban el confinamiento.

La primera vez que un menor se salta estas medidas, se le intentará hacer entender las consecuencias que puede tener la reiteración en su conducta. En caso de que el menor de 14 años o más reincida, la Policía se lo comunicará al fiscal y este abrirá diligencias preliminares. Cuando las resuelve, podrá decidir enviarlo o no al juez de menores. Si lo comunica al juez, se celebraría la audiencia, pudiendo llegar a una sentencia condenatoria.

Solo en caso de que el delito de desobediencia por saltarse de manera reiterada el confinamiento, fuera acompañado por otro delito más grave, como el de atentado contra los agentes de Policía, el fiscal podría solicitar una medida cautelar de internamiento en centro cerrado, pero Javier Huete ha puntualizado que es «muy excepcional» porque el Comité de Derechos del Niño ha recomendado que los menores que se salten el confinamiento sean reintegrados a las familias o centros de protección.