Facebook

La financiación del ingreso mínimo abrirá el debate de recomposición del sistema tributario, según Derechos Sociales

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, ha indicado que la financiación del ingreso mínimo vital, que se aprobará este viernes, «abrirá el debate», a medio plazo, sobre la recomposición del sistema de recaudación tributaria en España porque habrá que «garantizar una recaudación suficiente».

«Esto exige buscar los recursos para financiar esta medida, en el corto plazo están garantizados porque el Banco Central Europeo va a garantizar las emisiones de deuda, pero evidentemente esto abre el debate a medio plazo sobre las medidas de recaudación y recomposición de nuestro sistema tributario, que en este momento necesitamos para garantizar una recaudación suficiente», ha señalado este miércoles Nacho Álvarez en una entrevista en la Sexta, recogida por Europa Press.

Por otro lado, preguntado por si ha habido discrepancias entre los equipos de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 y del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, para sacar adelante el ingreso mínimo vital, Álvarez ha indicado que ha habido «debates» como «en toda negociación».

«Hemos trabajado las últimas semanas muy intensamente, hemos debatido muchas cuestiones, en toda negociación siempre hay sus debates pero el trabajo ha sido muy fructífero, prueba de ello va a ser una prestación de carácter histórico», ha asegurado.

A su juicio, «en los últimos 15 años, desde que se aprobó la Ley de Dependencia, no hay nada equiparable» al ingreso mínimo vital que van a aprobar. «Va a ser la prestación con mayor caracter redistributivo en nuestro sistema del bienestar», ha insistido el secretario de Estado de Derechos Sociales.

Con esta herramienta, según ha precisado Álvarez, España se pondrá «al nivel» de los países del entorno. Además, ha subrayado que es una medida que «ha venido para quedarse», con «carácter estructural», que ya estaba pactada por el gobierno de coalición y cuya aprobación han «acelerado» debido a la «preocupante» crisis del coronavirus.