Facebook

Ponce destaca que Iván Fandiño “ha sido uno de los grandes de los últimos diez años”

El torero Enrique Ponce ha alabado este lunes la figura de Iván Fandiño, compañero de profesión fallecido el pasado sábado en Francia tras recibir una cornada en el costado, del que ha dicho “ha sido uno de los grandes de los últimos diez años”.

Ponce, que se ha desplazado hasta el tanatorio de Amurrio (Álava) para visitar la capilla ardiente de Fandiño, ha dicho que “no hay palabras” para expresar el dolor y la impotencia por lo ocurrido, “que nos deja a todos derrumbados”.

“No hay palabra de consuelo a la familia ni a nadie. Estamos todos consternados por lo ocurrido. Es como una pesadilla de la que se quisiera uno despertar”, ha añadido.

Ponce ha recordado que ha tenido “el gusto, el privilegio” de torear con Fandiño, a quien ha calificado de “torero extraordinario en cuanto a su verdad, su pureza, su manera de interpretar el toreo”.

“Salía siempre a darlo todo, fue un gran compañero, solo tengo recuerdos bonitos de él, dentro y fuera de la plaza”, ha subrayado Ponce, para quien Fandiño era de esos toreros “que no se dejan ganar la pelea nunca”.

“Siempre salía arreando muchísimo, con su concepción del toreo y lo que significaba ser torero. Y siempre fue un compañero extraordinario, conmigo siempre fue muy cariñoso, muy respetuoso, y creo que sentíamos una admiración mutua”, ha agregado.

Para el torero valenciano, Fandiño ha sido uno “de los grandes”, muy activo “en todas las ferias” que ha aportado “ilusión” y “emotividad” al aficionado.

Según sus palabras, era un torero con un sentido “de la pureza” muy importante “en todas sus formas, desde con el capote hasta con la espada”. “Ha sido un torero que tenía torería, que sentía el toreo desde lo más profundo y que vivía por y para el toro. Era un torero que ha dado la vida por lo que más apasionaba y quería, que era el mundo del toro, y ha sido uno de los grandes de los últimos diez años”, ha concluido.