Facebook

El fuego de Encinedo (León) alcanza las 5.000 hectáreas, con cuatro frentes y tardará en controlarse días

Herrera apela a la colaboración ciudadana para “perseguir” a los criminales que provocan estos peligrosos fuegos.

El fuego de Encinedo (León) ha arrasado hasta el momento una superficie de alrededor de 5.000 hectáreas –fundamentalmente brezo– y cuenta con cuatro frentes, tres de los cuales se encuentran estabilizados y otro más activo, aunque no se espera que el incendio quede controlado en varios días.

Así lo ha expresado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, quien ha acompañado a la zona en la que se desarrollan las labores de extinción al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien ha pedido el “auxilio” y “colaboración” ciudadanas para perseguir a los “criminales” que provocan estos peligrosos incendios, en este caso en la zona de La Cabrera.

En las labores de extinción de este fuego, originado en Losadilla, trabajan unos 300 efectivos, a los que se suman otros de Protección Civil, Cruz Roja, la Unidad Militar de Emergencias, etcétera, cuya labor ha reconocido el jefe del Ejecutivo autonómico, que ha hecho extensivo el homenaje a las 4.500 personas que trabajan en tareas de extinción.

En este contexto, Herrera, tras incidir en que se trata del fuego de mayor extensión que se ha producido en lo que va de año, ha incidido en su intencionalidad, a una hora en la que además era más difícil su extinción, casi a las 21.00 horas del lunes 21 de agosto, dado que ya no pudieron intervenir medios aéreos, a lo que se han sumado las condiciones orográficas y climatológicas.

Además, ha explicado que el momento de peligro de incendios no comienza ni termina en este mes de agosto, por ello hay que tener mucha precaución, al tiempo que ha pedido ayuda para perseguir a los responsables de provocarlo. También ha recordado que este tipo de fuegos no se deben a la casualidad o la caída de rayos, por ejemplo, y sólo en León actualmente hay otros nueve o diez incendios.

Aunque son una “minoría” estas personas, ha aseverado el presidente de la Junta, los criminales que queman el monte dañan de forma “tremenda” la naturaleza y el patrimonio pero también ponen en riesgo la vida de las personas en una zona donde hay muchas poblaciones pequeñas, dispersas, que por precaución en ocasiones se desalojan como ocurrió este martes con Villarino y Santa Eulalia, de donde se evacuó a entre 60 y 70 personas.

Juan Vicente Herrera ha hecho hincapié en que también se pone en riesgo la vida de los profesionales y, tras hacer un llamamiento a la prudencia ante una previsión climatológica que no hace pensar en cambios, ha señalado las características de este fuego, con cuatro frentes en el que las labores de los medios aéreos se han visto dificultadas por circunstancias como el fenómeno de la inversión térmica y el humo.

MÁS DE 5.000 HECTÁREAS Y DIFÍCIL CONTROL

Precisamente el director técnico que de las labores, Gonzalo Álvarez, ha cifrado en unas 5.000 las hectáreas afectadas hasta el momento, con cuatro frentes.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, tras aclarar que aunque se estabilice en las próximas horas el fuego su control no se producirá hasta dentro de unos días, ha detallado que los frentes Norte, Sur y Oeste actualmente son los más estabilizados mientras que el del Este es más activo y se centran los esfuerzos en apagar su llama.

En estos momentos trabajan en el fuego algo más de 300 efectivos, que incluyen 18 medios aéreos y dos aeronaves de coordinación, aunque han tenido problemas para volar, dificultad a la que se suma la orografía de la zona y otro “imponderable” como el humo.

Además, ha reiterado el consejero, dentro de la provincia de León, se trabaja actualmente en otros cuatro incendios activos en Correcillas (Valdepiélago), Villar de las Traviesas (Toreno), La Braña (Vega de Valcarce) y San Martín de Falamosa ( Las Omañas). En todos ellos se actúa con medios terrestres apoyados con cinco helicópteros del operativo. Asimismo, hay otros cuatro fuegos controlados y a lo largo del martes se llegaron a contabilizar 13 fuegos activos (incluido el de Encinedo), por lo que ha apelado a la responsabilidad en un año “excepcional”.