24.9 C
Madrid
martes, 25 junio 2024
Array

Draghi (BCE) pide a los Estados miembros que sigan con las reformas

MÁS INFORMACIÓN

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha avisado de nuevo de que «es demasiado pronto para declarar misión cumplida» tras la crisis porque el nivel de paro en la eurozona sigue siendo «inaceptablemente alto» y ha pedido a los Estados miembros, y no sólo a los países rescatados, que sigan con las reformas y que cumplan el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que obliga a mantener un presupuesto equilibrado.

En su última comparecencia de la legislatura ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Draghi ha rechazado dar detalles sobre sus intenciones en materia de política monetaria alegando que el jueves se celebra el próximo Consejo de Gobierno del BCE. En su lugar, ha defendido la actuación del BCE durante la crisis y ha sostenido que «las expectativas de la inflación a medio y largo plazo siguen firmemente ancladas» por debajo pero cerca del 2%.

«Los retos pendientes son demasiado importantes y demasiado complejos como para caer en la complacencia», ha avisado Draghi.

«Los Estados miembros deben mantener sus promesas de corregir los desequilibrios y reformar la estructura de sus economías. Las políticas presupuestarias deben ajustarse a las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y del Tratado Fiscal», ha insistido el presidente del BCE. «La consolidación fiscal debe diseñarse de forma que sea compatible con el crecimiento, mientras que las reformas estructurales impulsarán el potencial de crecimiento», ha añadido.

«Esto afecta a todos los Estados miembros, no sólo a los que se veía en algún momento en el abismo de la pérdida de acceso a los mercados. Afecta también a las instituciones europeas. Deben garantizar que las reglas comunes se apliquen a fondo y de forma uniforme», ha reclamado el banquero italiano.

Draghi ha solicitado además que se complete en plazo la unión bancaria, en particular mediante el acuerdo entre Gobiernos y Eurocámara sobre el mecanismo único de liquidación de bancos en crisis antes del fin de la legislatura. Para facilitar el acuerdo, el presidente del BCE ha vuelto a reclamar que se acorte de 10 a 5 años el plazo para crear el fondo único que servirá para financiar las quiebras.

Además, el banquero italiano ha abogado por corregir las lagunas que todavía existen en la arquitectura de la unión económica y monetaria. Ello significa, a su juicio, alinear la gobernanza económica y las políticas de los Estados miembros. «Compartir soberanía en áreas políticas cruciales es una forma de lograrlo», ha defendido Draghi, que ha recomendado que estas cuestiones se debatan en la campaña a las elecciones europeas.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora