14.3 C
Madrid
martes, 21 mayo 2024
Array

El presidente de CNMC dice que el recibo de la luz es «muy alto» y es «muy difícil bajarlo»

MÁS INFORMACIÓN

Advierte de que la falta de competencia en sectores como el eléctrico o el de hidrocarburos puede «frenar» el crecimiento económico.

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha asegurado que el precio de la electricidad en España es «muy alto» y que resulta «muy difícil bajarlo».

«La electricidad es cara y lo seguirá siendo mientras se mantengan las políticas energéticas heredadas de muchos gobiernos anteriores», aseveró el presidente del ‘superregulador’.

En este sentido, Marín Quemada reconoció que reducir el precio de la electricidad es «muy difícil» porque requeriría «tomar decisiones impensables» desde el punto de vista político.

«El recibo de la electricidad en España muestra un precio muy alto como consecuencia de una política energética de muchos años atrás, que además nos ha dotado de una energía que, paradójicamente, no es de última generación», lamentó durante una comparecencia en el Senado.

A este respecto, apuntó a las inversiones realizadas en instalaciones de energías renovables y en ciclos combinados y señaló que «todo eso, todas esas decisiones, van al recibo de la luz y hacen que sea alto y reste competitividad a las empresas que tienen a la electricidad como uno de sus principales costes de explotación».

El presidente de la CNMC reconoció que el Ministerio de Industria trata, «con su mejor intención», de reducir el precio de la luz, y que se han dado pasos, como la disminución de las subvenciones a las renovables, pero apuntó que «quedan otros muchos más por dar». «Algunos, soy el primero en reconocerlo, son impensables desde el punto de visto político», añadió.

«Hay muchas posibilidades de mejora, pero deben de ser pausadas, prudentes y cargadas de reflexión desde el punto de vista de las demandas sociales», advirtió.

FRENO AL CRECIMIENTO ECONÓMICO.

Durante su intervención en el Senado, el presidente del ‘superregulador’ alertó de que las «injustificadas» restricciones a la competencia que aún presentan muchos sectores de actividad pueden suponer un «freno a al crecimiento económico a medio y largo plazo».

El sector eléctrico es uno de estos sectores, a los que añadió el de la distribución de carburantes, la distribución comercial, el transporte ferroviario, la competencia entre los aeropuertos y los aprovisionamientos públicos.

Entre ellos, aseveró que «las compañías eléctricas y de distribución de hidroarburos están entre las prioridades de vigilancia y de supervisión de la CNMC, como no puede ser de otra forma».

Marín Quemada subrayó así la necesidad de reformar sectores de servicios profesionales para introducir competencia «sobre todo en la actual coyuntura económica».

«A pesar de que la economía ha comenzado a recuperarse, impulsar la competencia contribuiría a intensificar y hacer más duradero, sostenible y robusto ese crecimiento», defendió. «La competencia fomenta la innovación y contribuye a aumentar la tasa de crecimiento, la productividad, el empleo y el bienestar social», añadió.

«Tanto la regulación de competencia, como el cumplimiento de esa regulación se encuentran en el núcleo del problema del crecimiento económico a largo plazo y, por tanto, también está en el núcleo para su solución», sentenció, al tiempo que alertó de que «la iniciativa privada genera mucha riqueza, pero también puede caer en la tentación de confiarse y abusar del mercado o fijar precios, lo que supone una grave amenaza para la economía, los ciudadanos y las propias empresas».

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora