Facebook

UGT y CC.OO. no ven un acuerdo salarial «inminente» e dicen que mantendrán sus posiciones

Los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, han explicado que la patronal CEOE-Cepyme aún no ha remitido a los sindicatos la propuesta de pacto salarial a la que se comprometieron el pasado 28 de marzo, con lo que no es previsible que se pueda cerrar un pacto de forma «inminente o en próximas fechas». Además, por su parte, no habrá cambio de posiciones.

Durante su participación en la jornada ‘El Ágora del Empleo’, organizada por el diario El Economista, ambos representantes sindicales han señalado que el acuerdo debería haberse firmado antes del 31 de diciembre y han advertido de que sólo suscribirán un pacto que sea «justo, eficiente económicamente y posible».

Ferrer ha asegurado que, si bien los sindicatos no firmarán un incremento salarial inferior al 1% en 2015, frente al 0,9% que proponen los empresarios, el problema «no es tan simple como una décima», sino que la confrontación es sobre «dos modelos de formación de salarios».

Según ha explicado, las centrales plantean que los salarios crezcan de forma «sustancial» para generar mayor crecimiento económico y más empleo, así como establecer cláusulas de garantía ante la posibilidad de que los estímulos del BCE lleven a una desviación del IPC por encima de lo que se pacte. Eso haría necesario, en su opinión, alinear los salarios con dicha desviación.

Además, los sindicatos quieren resolver los «vacíos de cobertura» que plantea, a su juicio, la reforma laboral, al limitar a un año la ultraactividad de los convenios. Su apuesta es que cada convenio sea sustituido por otro, sin que haya vacíos en algún momento.

«Por tanto, el acuerdo salarial es necesario, pero tiene que tener dos elementos: que sea eficiente económicamente y no es eficiente la contención de salarios, y que sea socialmente justo, y es el momento de recuperar el poder adquisitivo perdido», ha añadido.

Por su parte, Górriz ha recordado que el resto de las materias que se engloban en esta renovación del II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva de cara al periodo 2015-2017 están acordadas, pero ha insistido en que «desde los sindicatos no es posible una política salarial que no recupere claramente el poder adquisitivo».

«Queremos un acuerdo justo y es posible, además de necesario para reactivar la economía», ha añadido, para apostillar que «los sindicatos van a mantener las posiciones». «Ahora los que tienen que hacer las propuestas son los que están en la otra parte de la mesa», ha sentenciado.