31.4 C
Madrid
lunes, 24 junio 2024
Array

El Observatorio de Violencia abre una investigación para aclarar el asesinato la mujer en el hospital de Orense

MÁS INFORMACIÓN

La presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género adscrito al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, ha avanzado este viernes que la institución va a abrir una investigación para esclarecer las circunstancias que han concurrido en el asesinato de una mujer a manos de su marido en el hospital de Orense en el que llevaba un mes ingresada por una agresión anterior.

En declaraciones a Europa Press, Carmona ha explicado que las actuaciones relativas a aquella primera agresión –el marido dijo que había sido en un robo– se encuentran bajo secreto de sumario, por lo que no es posible conocer si alguna de las partes pidió orden de protección para esta mujer por tener indicios de violencia de género o si el juez tenía información suficiente para considerar esta posibilidad.

«Aún así, el Observatorio abrirá una investigación para saber cómo han sido las circunstancias», ha detallado, para incidir en que los casos se investigan de forma «muy exahustiva» para saber si «ha existido o no algún fallo de coordinación o algún problema», como se hizo el año pasado analizando los asesinatos en los que existía una denuncia previa por malos tratos.

Carmona explica «a nivel genérico» que un juez puede en todo caso dictar de oficio una medida cautelar o una orden de protección sobre una mujer si considera que es necesario, aunque advierte de que para ello, debe tener información suficiente en la que fundamentar su decisión. En este caso, no existía orden de alejamiento que impidiese al marido acercarse a la habitación del hospital.

«La orden de protección se puede solicitar por el Ministerio Fiscal, terceras personas, la propia víctima y se puede acordar de oficio por el propio órgano judicial. Si el órgano judicial no tiene en su poder todas las circunstancias que han ocurrido respecto del hecho, no puede entrar a valorar si puede o no dedidir sobre una orden de protección», explica Carmona.

La experta incide en que «el juez tiene que tener encima de la mesa un atestado en el que haya indicios de que se ha cometido un hecho que podría afectar a la seguridad de la víctima». «Desconocemos si este hecho ha ocurrido o no, en este caso, sólo puedo decir que con carácter genérico, el juez puede dictar orden de protección», añade.

Para Carmona, cada feminicidio «es un fracaso haya o no denuncias previas». «Normalmente el asesinato ocurre cuando la mujer ha vivido previamente una escalada de violencia hasta llegar al acto más execrable, así que cada uno de los casos son un fracaso porque no hemos podido llegar a que la mujer sepa percibir los primeros signos del maltrato, porque no hemos conseguido que continue con el procedimiento, que se valore bien el riesgo, que las medidas se hayan adoptado etcétera», señala.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora