Facebook

Unilever ayuda a 800.000 agricultores y logra que el 55% de materias primas agrícolas procedan de fuentes sostenibles

Unilever ha facilitado formación y apoyo a 800.000 pequeños agricultores y ha logrado que el 55% de materias primas agrícolas procedan de fuentes sostenibles, entre otros avances alcanzados por la compañía en los últimos cuatro años, a través del Plan Unilever para una Vida Sostenible puesto en marcha en 2010 y que contempla una serie de objetivos para esta década.

En rueda de prensa en Madrid, la directora de Comunicación de Unilever España, Ana Palencia, ha subrayado que los objetivos para 2020 giran en torno a una serie de objetivos relacionados con la mejora de la salud y el bienestar, la reducción a la mitad del impacto ambiental derivado de la fabricación y uso de productos para el mismo periodo, y mejorar la calidad de vida de millones de personas logrando que el 100% de sus productos provengan de fuentes sostenibles.

En palabras de Palencia, «se puede hacer negocio y ser sostenible», aunque también ha insistido en la importancia de que los consumidores también se impliquen y «en unir fuerzas» con este mismo fin. En el caso de España, ha señalado que los temas que más interesan son aquellos relacionados con la salud y el bienestar, así como la lucha contra el desperdicio alimentario.

«Unilever se planteó doblar negocio en 2009 para pasar de 40.000 millones de euros a 80.000 millones en 2020, pero no a cualquier precio, sino basado en el desarrollo sostenible e impactando en la sociedad. Y nuestro presidente, Paul Polman, está liderando este gran reto», ha añadido. Así, en los cuatro primeros años de desarrollo del plan, la compañía ha alcanzado los 50.000 millones de negocio.

En alusión al capítulo de Salud y Bienestar, Palencia ha afirmado que van «por buen camino» ya que actualmente han logrado un impacto sobre casi 400 millones de personas (el objetivo es llegar a 1.000 en 2020) y que el 33% de las marcas cumplen con los más altos estándares nutricionales en 2014, entre otros avances.

A modo de ejemplo, ha citado los programas desarrollados a nivel mundial para promover la higiene bucal (66,7 millones de beneficiarios) y el lavado de manos ((74 millones de beneficiarios), la mejora de la autoestima (15,8 millones de beneficiarios) o el aumento en un 20% el acceso al agua potable.

En España, ha señalado que se han logrado importantes avances en nutrición, al conseguir reducir la sal, las calorías y eliminar las grasas trans de sus productos, además de lograr una importante reducción de las grasas saturadas en margarinas. Desde 2014, el 100% de todos los helados de Unilever España para niños contienen como máximo 110 kilocalorías por ración, y el 72% de su cartera de productos cumple con la normativa de los cinco gramos de sal al día, entre otros datos.

Asimismo, desde la puesta en marcha del Plan, Unilever España ha participado activamente en la consecución de objetivos globales a través de diversas iniciativas relacionadas con la mejora de la salud y el bienestar, el impacto medioambiental y la calidad de vida.

En este sentido, Palencia ha hecho referencia al Día Nacional Contra el Colesterol (19 de septiembre) cuyo objetivo es sensibilizar a toda la población acerca de la importancia del control del nivel de colesterol, del seguimiento de una alimentación variada y saludable, y de la realización de ejercicio físico diario. En este punto, Palencia ha señalado que el 50% de la población tiene colesterol alto en España pero sólo el 20% lo sabe, de ahí la importancia de iniciativas como ‘It takes a village’.

Otra iniciativa destacada es Unilever Comparte que, a través de talleres de formación en escuelas, ha permitido educar a más de 4000 niños en aspectos como la mejora de su autoestima, la alimentación saludable o la higiene bucal.

DESAFIOS MEDIOAMBIENTALES

Con respecto al impacto en el medio ambiente, a nivel global se ha conseguido aumentar hasta un 55% el número de materias primas que provienen de fuentes sostenibles. También se ha logrado una reducción del 12% en los residuos asociados al uso de los productos por los consumidores desde 2010, así como un 37% en el CO2 de la energía desde 2008, y el impacto del agua por el uso del consumidor ha disminuido cerca de un 2%.

Además, se ha alcanzado el objetivo de cero residuos no peligrosos en vertederos aunque el de reducir a la mitad el consumo de agua e impacto de gases de efecto invernadero en productos cuando son utilizados por el consumidor «sigue siendo un desafío», según Palencia.

En ámbito ambiental también se ha puesto en marcha en España el primer campo de agricultura sostenible a gran escala junto a uno de sus principales proveedores, Agraz, líder mundial en la producción de tomate en polvo.

Otra de las iniciativas destacadas de 2014 ha sido la puesta en marcha del concurso El Gran Ahorro, que se ha llevado a cabo conjuntamente con el Ayuntamiento de Viladecans (Barcelona), ciudad dónde se encuentra la sede de la compañía, y que ha enseñado a 65 vecinos a ahorrar en sus facturas energéticas mediante consejos y sencillas medidas a aplicar en los hogares.

Por otro lado, en relación con la calidad de vida, este último año a nivel global se ha ayudado a 800.000 pequeños agricultores a mejorar sus prácticas en agricultura y se ha dado formación y apoyo a 238.000 mujeres, incluyendo 70.000 microempresarias en India; mientras que el 85% de proveedores estratégicos cumplen la Política de Abastecimiento Responsable desde marzo de 2015, entre otros avances.

En España, Unilever ha seguido fomentando el apoyo a las familias sin recursos a través de sus caminatas solidarias que, en la edición de 2014, consiguió recaudar más de 30.000 euros.

CRECEN LAS MARCAS SOSTENIBLES

Tras presentar estos datos, Palencia ha destacado que aquellas marcas que integran el concepto de vida sostenible –entre las que se figuran Dove, Lifebuoy o Ben&Jerry’s, entre otras– han logrado, en los últimos tres años, un crecimiento superior a la media.

En la misma línea, Paul Polman, CEO de Unilever, considera que «los consumidores son cada vez más exigentes, piden negocios responsables y marcas responsables». «Nuestra experiencia es que las marcas cuyo propósito y cuyos productos responden a esa demanda –las que nosotros llamamos ‘marcas de vida sostenible’– están teniendo un crecimiento más fuerte y más rápido», apostilla.