14.2 C
Madrid
jueves, 23 mayo 2024
Array

El fiscal cree que Alfonso «buscaba recuperar a Rosario» y le atribuye un papel clave en la administración de lorazepam

MÁS INFORMACIÓN

El fiscal del caso por la muerte de Asunta Basterra, Jorge Fernández de Aranguiz, ha asegurado este jueves que el padre buscaba con la muerte de la niña «recuperar a Rosario y con ella su modus vivendi» y le ha criticado que «no se revele» ante las evidencias del juicio «si fue sólo cosa de su exmujer».

Durante el informe de hechos que da conclusión al juicio por el crimen, ocurrido el 21 de septiembre de 2013, el fiscal ha atribuido a Alfonso Basterra un papel clave en los episodios de sedación de la niña ocurridos con anterioridad y el día de su muerte, ya que «fue drogada estando con ambos», en una hora que ha fijado sobre las 17,00 horas. En cuanto a la muerte, vincula su hora de forma indubitada con la presencia de la madre, y no descarta la participación del padre.

El fiscal ha sacado a colación una de las declaraciones de Porto durante la instrucción, en la que dijo que el padre de Asunta le había dado «unos polvos», aunque luego rechazó este extremo en el juicio, durante el que «niegan incriminarse y llegan a piropearse».

Asimismo, ha incidido en las contradicciones de la madre desde el día de la desaparición y, particularmente, las grabaciones de las cámaras de seguridad, según las cuales, no volvió a Santiago a dejar a Asunta.

También ha recordado que, aunque Rosario a su salida de Montouto el día de los hechos dijo a un vecino que tenía «prisa», porque había dejado a Asunta sola, se «entretuvo» entrando en una gasolinera en dirección a la pista forestal donde se localizó el cadáver y pasando cerca del Decathlon en Santiago (a donde no llegó) para «justificar» que tardó más del doble de tiempo en regresar que en ir.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora