17.6 C
Madrid
viernes, 14 junio 2024
Array

El PNV pide medidas urgentes para que el 016 no aparezca registrada en el móvil, aunque la compañía BQ ya lo ha resuelto

MÁS INFORMACIÓN

El PNV ha registrado este lunes 6 de marzo una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a tomar medidas «en el menor tiempo posible» para propiciar el borrado automático del registro en los terminales telefónicos de llamadas del 016, el número de ayuda a mujeres maltratadas. Precisamente, el pasado jueves 2 de marzo, el fabricante español de móviles BQ adelantó a Europa Press que está desarrollando una solución para que la llamada al teléfono de ayuda a las mujeres maltratadas 016 no deje rastro en el terminal móvil, después de la alerta dada por la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Por su parte, la formación vasca recuerda en su iniciativa que durante el acto de presentación de este número, en 2007, el Ejecutivo aseguró que el uso de este servicio no dejaba huella en la factura telefónica, algo que sí se cumple. Sin embargo, desde diversas asociaciones de apoyo a mujeres maltratadas alertan de que sí queda grabado en el listado de llamadas salientes del terminal, ya sea móvil o fijo.

Concretamente explican que, en el protocolo de atención a la víctima, el operador indica a la persona que está al otro lado de la línea telefónica que ellas son quienes deben borrar manualmente la llamada. Esto, según critica el PNV, es «una dificultad más para las mujeres que sufren malos tratos y sobre todo si carecen de habilidades tecnológicas».

Además, señala que esto supone «un grave riesgo para ellas», ya que suele ser habitual que el maltratador controle el terminal y podrá ver que se ha llamado a ese número.

UN SISTEMA SIMILAR AL 112

Desde el PNV proponen una medida distinta a la ofrecida por la compañía española. Concretamente, llaman al Gobierno a permitir que cualquier usuaria del 016 pueda hacer uso del número sin que éste quede grabado en el registro de llamadas salientes y solicita un sistema similar al proceso de llamada al 112, que permite al usuario acceder a su servicio sin condicionantes de cobertura.

El uso del teléfono de emergencias «requirió de una serie de compromisos sociales corporativos de las compañías telefónicas», según ha recordado el PNV y es en este sentido donde la formación cree que el Gobierno debe llevar a cabo las modificaciones técnicas necesarias.

Esta iniciativa llega tras las advertencias de la Defensora del Pueblo, en su informe de 2016, en donde alertaba sobre este problema, y también después de que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, anunciara, el pasado 2 de marzo, que convocará a las empresas de telefonía a una reunión para tratar este tema. En su informe, la Defensora del Pueblo ya recogía la afirmación de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, que apuntaba que las compañías telefónicas no podían operar sobre el terminal.

Por el contrario, con la solución que va a implementar BQ –fabricante español de terminales–, cuando la persona llame al 016 y cuelgue, se detectará que la llamada ha sido dirigida a este número y se borrará automáticamente de la base de datos para que la aplicación de llamadas no pueda recoger esta información y mostrarla en el teléfono. «Será como si nunca se hubiera hecho esa llamada», explica el fabricante.

Esta novedad se irá incorporando paulatinamente en las próximas semanas a través de las nuevas actualizaciones de los modelos más recientes de BQ –los comprados desde hace un año y medio hasta la actualidad, aproximadamente–, de forma que los propietarios de uno de estos terminales solo tendrán que aceptar la actualización para que la llamada al 016 ya no deje huella.

Ahora, los ingenieros de la compañía tendrán que realizar un desarrollo específico para lograr esta solución aunque afirman que no es de lo más complicado que han implementado. La compañía manifestó además su deseo de reunirse con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para ofrecer esta solución y mostró su disposición a compartir el desarrollo con el resto de fabricantes para que lo implementen en sus terminales.

PROBLEMA REAL QUE HAY QUE SOLUCIONAR

La idea de buscar una solución surgió ese mismo jueves 2 de marzo cuando un empleado de BQ planteaba el problema tras escuchar la advertencia de la Defensora del Pueblo. «Hemos dicho: ‘Es un problema real y hay que solucionarlo'», explicaron desde la empresa. En ese momento, se reunieron y el equipo de desarrollo de producto encontró una solución en apenas un día.

En 2016, el 016 recibió un total de 85.318 llamadas de mujeres maltratadas. El teléfono ofrece información y asesoramiento jurídico en materia de violencia de género. Además, las consultas se pueden dirigir por correo electrónico al servicio 016 online: 016-online@msssi.es.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora